Bale volvió a sonreír: el galés jugó un gran partido con Real Madrid

El galés asistió para el primer gol y demostró que quiere pelear por un lugar en el equipo. 

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Gareth Bale y Toni Kroos

Bale brilló en el partido frente a Celta. A los 75 fue sustituido por Isco.

Foto: EFE

17 de agosto 2019 , 10:48 p.m.

Gareth Bale jugó un partido especial con Real Madrid luego de una serie de problemas que lo ponían más afuera que adentro del club merengue. El inicio de la pretemporada para el galés no fue sencillo, las declaraciones de Zidane tras el partido contra Bayern Múnich daban a entender que la relación entre futbolista y técnico estaba rota, por lo que el británico debería buscar club lo antes posible.

Sin embargo, cerrado el mercado de pases en Inglaterra y tras la negativa del jugador a irse para China, la situación tuvo un giro inesperado, Bale se quedó, disputó algunos de los últimos partidos de preparación y frente a Celta, en el debut del Real en la Liga, fue titular y figura.

Está claro que a Bale todavía le falta un poco para volver a ser ese mismo futbolista que deslumbró en la Premier League con Tottenham y que está muy lejos de ser esa misma figura que llegó a Real Madrid, sin embargo, lo de este sábado fue una muestra clara de que puede ser titular, que puede pelear por un puesto en caso de que le toque hacerlo y de que en caso de quedarse, puede ayudar mucho al francés.

Durante los 75 minutos que disputó, Bale corrió, intentó marcar y asistió a Karim Benzema para el primer gol luego de una majestuosa jugada por la banda izquierda del área de Celta, cuyos defensores no lo pudieron parar en sus constantes ataques por las dos bandas.

Bale resucitó junto a un Madrid que lo necesitó, mostró sus deseos de quedarse con una buena actuación y pasó de no estar en los planes de nadie, a ser una figura muy importante teniendo en cuenta ausencias como la de Hazard.

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

real madrid

gareth bale