Las claves de Nacional contra Cali: movimientos y más variantes

Tras un primer tiempo opaco, los ‘verdolagas’ estuvieron cerca de llevarse un triunfo de Palmaseca.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Nacional-Cali

El partido en el Palmaseca estuvo vibrante.

Foto: Tomada de Twitter: @AsoDeporCali

22 de agosto 2019 , 02:31 p.m.

Deportivo Cali y Atlético Nacional empataron 0-0 en el partido por la séptima fecha de la Liga II-2019, en un partido con opciones para los dos equipos, pero que no terminó a favor de ninguno.

Nacional salió con cuatro en el fondo: Helibelton Palacios como lateral derecho, Christian Mafla por izquierda, Cristian Moya y Alexis Henríquez como centrales. En el mediocampo, como medio centro Baldomero Perlaza y Daniel Bocanegra, mientras que Daniel Muñoz y Jarlan Barrera estaban como interiores y Pablo Ceppelini detrás del centro delantero que fue Hernán Barcos.

Llamó la atención que Patricio Cucchi fue excluido del banco de suplentes, al igual que Neyder Moreno, quizás dos de los jugadores que menos minutos han tenido en los diferentes esquemas que ha propuesto el cuerpo técnico ‘verdolaga’.

Por momentos, Daniel Bocanegra subió a ser líbero formando una línea de tres en defensa con Moya y Henríquez, Helibelton pasó a ser carrilero por derecha y Muñoz pasó de interior a extremo por derecha cuando está en modo de ataque. Jarlan Barrera se puso detrás del ‘9’ y marcando diagonales de izquierda a derecha y derecha a izquierda. Mientras que Ceppelini pasa a ser extremo por izquierda.

Al atacar, Nacional dejó espacios en defensa, especialmente en las bandas y la mitad de la cancha. Los ‘verdolagas’ salieron desde el fondo del interior al exterior del campo, buscando líneas de pase por diagonales que impedían una presión cómoda por parte del rival. El equipo se hace muy largo y las distancias que debe recorrer Bocanegra no le alcanzan para contener el ataque rival.

Para destacar, el retroceso de Barcos a la mitad de la cancha para respaldar la defensa de Nacional cuando no tenía la pelota, el arrastrar marcas y pivotear es otra de sus virtudes, para un equipo que terminó el primer tiempo más ordenado e integrado en el terreno de juego.

Cali-Nacional

El partido en el Palmaseca tuvo a los dos equipos como protagonistas.

Foto: Santiago Saldarriaga/CEET

En la etapa complementaria ingresó Brayan Rovira por Baldomero Perlaza para tener un hombre más fresco como mediocentro, además de preservarlo por la tarjeta amarilla que había recibido. Se mantuvo la formación con la que había terminado el primer tiempo, con tres defensas, dos laterales, un mediocentro, dos interiores, un volante flotante y el centrodelantero.

Nacional realizaba toques cortos y poco a poco adelantaba sus líneas para someter a su rival. El equipo era más sólido y se hacía fuerte con la tenencia de la pelota. Los relevos posicionales estaban más coordinados y por las bandas generaba varias faltas en campo contrario.

Christian Mafla de a poco se vuelve en el polifuncional zurdo que necesita Juan Carlos Osorio, de menos a más, genera fútbol como lateral y proyectándose al ataque, permutando el extremo izquierdo con Ceppelini. Sufrió un gran desgaste en 63 minutos de juego, el jugador presentó molestias físicas. En su lugar, ingresó Cristian Blanco, quien aportó más en la ofensiva.

La última variante de Nacional fue el ingreso de Yerson Candelo en lugar de Cristian Moya, quedando la línea defensiva con cuatro en el fondo, con Helibelton y Blanco como laterales, Bocanegra y Henríquez centrales, mientras que Candelo pasó a ser extremo por derecha, Jarlan Barrera flotando detrás de Barcos y Ceppelini entre ser un interior y armar diagonales al extremo izquierdo.

La tenencia de la pelota también fue clave en la solidez de Nacional para el segundo tiempo, pasó del 60 al 62%, siendo más profundo en su ataque. Sumado a la gran capacidad física con la que remató el partido y las jugadas construidas con pases a primera intención que permearon la defensa caleña.

Al final, dos disparos en el palo, sumado a la gran actuación del arquero Johan Wallens, no le permitieron que Nacional alcanzara la victoria. Fue un equipo valiente, combativo, que logró imponerse y reinventarse, es algo que Osorio quiere de sus dirigidos, un equipo que sepa interpretar lo que va pidiendo un partido. Aunque la definición fue lo que más les costó, es importante la intensidad y el trabajo físico que muestran los antioqueños, que llegarán al clásico contra Medellín, siendo el único invicto en la Liga.

Juan Camilo Álvarez Serrano
Corresponsal FUTBOLRED
Medellín

COMENTAR
GUARDAR