Grave denuncia de presunto acoso sexual y laboral de árbitros del país

Harold Perilla, Carlos Cháves y Javier Reina señalan a Óscar Julián Ruiz. Habría denuncia penal.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Harold Perilla

El exárbitro decidió sacar a la luz varias irregularidades.

Foto: Archivo

12 de marzo 2019 , 01:39 p.m.

Un grupo de árbitros colombianos denunciaron que son víctimas de acoso sexual y laboral, que serían los favores sexuales los que deciden los ascensos, que el arbitraje en el país se manejaría desde el departamento del Meta y que detrás del grupo que controla todo estaría Óscar Julián Ruiz.

Los exárbitros concedieron una amplia entrevista a LaW Radio en la que describieron irregularidades y señalaron a los presuntos responsables, a quienes, según ellos, denunciaron penalmente.

Estos son los testimonios de los denunciantes:

Harold Perilla

"Óscar Julian Ruiz me acosó, se acercó a mí, me pidió que tuviera relaciones con él, me decía que si quería llegar alto en el arbitraje sabía que tenía que hacer. No desaprovechó oportunidad para decirme cosas morbosas, una vez trató de tocarme los testículos y yo me negué, fue una discusión muy acalorada, me tuve que retirar indignadísimo, le exigí que me respetara. Pero el acoso es terrible. Tengo el valor de denunciar, lo hice siendo árbitro activo, porque esto no es una pataleta como han dicho. Es una responsabilidad y tenemos que velar por los demás compañeros. Invito a otros que han sido acosados a que denuncien las irregularidades.

Quería acercarse a tocarme, decía que probara algo nuevo, que él lo había hecho, que él tenía poder y que con él yo iba a llegar lejos.

Él siempre tuvo a una persona en la Comisión Arbitral, es el que siempre ha mandado en el arbitraje. Por ejemplo, Otálvaro Polanco duró 10 años, a mí me cobraba dinero por partido, 200 o 300 mil pesos. Era una 'coima' para que me nombrara, pero yo no accedí.

Salió él y entró Imer Machado. A él lo conozco hace años. Me hacía bullying, me ponía apodos, muchas veces tuvieron que contenerme porque me tocó muchas veces, me decía el argentino, trataba de desprestigiar mi trabajo porque éramos competencia. Lo estoy reportando a la Comisión Técnica desde hace muchos años. Hoy lo tengo denunciado por eso, igual que a Óscar Julián Ruiz. Aporté los testigos de eso, el tema sexual fue terrible, lo hacía con varios árbitros, parecía una enfermedad. En todas las pretemporadas yo veía eso, lo manifesté al señor Polanco y nunca pasó nada sobre el caso, eran como una familia.

Yo estaba en el Suramericano Sub 17, me lesioné por el insomnio y allá en Chile el acoso fue terrible. Cuando nombraron a Imer empezó Óscar Julián a ‘matonearme’, todo el tiempo él ha querido tener relaciones conmigo, me le volví como ‘la traga maluca’. Todo eso me produjo depresión. He luchado porque me he defendido con mi trabajo, no tengo cartas de reclamación.

El presidente de la Comisión Arbitral era Jorge Enrique Vélez -actual presidente de la Dimayor- y es cómplice de toda esta situación. Nunca lo había visto y de pronto me insultó, me acusó, seguramente venía con información de Imer Machado y todos ellos. ¿Qué va a saber el señor Vélez de fútbol? Ellos son juez y parte, nunca me escucharon, no tuve garantías de nada.

El señor Álvaro González no puede decir que no sabía de estos temas de acoso sexual cuando yo le hablé de todo, no hay forma de desligar una denuncia de la otra. Esta semana él me invitó a la Federación, me pidió que llevara las pruebas, luego me llamó y me dijo que quiere arreglar las cosas, hacemos un acta y lo solucionamos todo.

Temo por mi vida, a Fiscalía me dice que van a dar seguridad. Sabemos que hay mucha gente que tiene información.


Carlos Cháves

En un partido Centauros-Equidad en Copa Colombia. Me estaba bañando, salí, él estaba ahí, el me toca la cola y me dice ‘este paga impuesto esta noche’. Le dije ‘conmigo no jodás’ y supe que no era parte de ese círculo. Hay que estar ahí para progresar en el arbitraje. Los mismos árbitros cuentan que en fin de año asisten a fiestas los que están en ese círculo.

Primero fuimos compañeros y luego lo calificaba como miembro de la comisión de la Federación. Ellos tienen un grupo de instructores que son los que asisten a las pretemporadas, son de su confianza. Decía que yo era un loco, un estúpido, era su método, me ignoraban pero yo estoy consciente de mi trabajo y mi preparación.

Me hicieron falsos positivos, me acusaron de que yo había golpeado a un juez y él mismo envió una carta diciendo que no era así. Dijeron que yo había pedido información de todos los árbitros del país, empezaron a acusarme, hasta el señor Jesurún, de que yo estaba interviniendo en el arbitraje, lo que nunca fue cierto.

Julián Mejía


Es un dirigente influyente en el arbitraje, me proponía, me hacía invitaciones y ocurrían sucesos incómodos porque, no soy homofóbico pero entiendo a dónde puede llegar el trato de un hombre a otro. Cuando empiezan a tocarlo a uno, a decirle cosas, es muy complicado. Uno como árbitro tiene sus anhelos, pero aquí le toca pasar a uno por situaciones incómodas.

Él demostrándome su jerarquía hizo una llamada y me dijo que yo calificara a ese árbitro, lo estaba haciendo y cuando terminó el partido me dijo que era para mostrarme hasta dónde podía llegar. Cuando se intenta sobrepasar reacciono y de ahí en adelante la comisión técnica empezó a calificarme de una manera inadecuada, me empezaron a dejar de designar hasta dos meses y el único problema que yo había tenido era ese.

Lo hablé con un instructor, él me dijo que yo soy adulto, que podía reaccionar pero si era así sin hablar con nadie, cómo será si uno denuncia públicamente ante los medios. Hoy muchos compañeros se sienten vulneradas, con temor. ¿Quién los protege si los jefes cobijan este tipo de situaciones y hacen que esto sea algo normal?

*No reveló el nombre del que lo habría acosado y dijo que lo hará en la Fiscalía.


Javier Reina

Me informaron que no me renovaban contrato por un cambio de la Comisión Arbitral, pero después me entero que me acusaron de ser hacker. Yo creo que se debió a una situación a comienzos de marzo, yo trabajaba en la parte estadística de los árbitros, me llama Fernando Avendaño, que era de la Comisión, me dice mire lo que está pasando: Era un correo enviado por Imer Machado, Óscar Julián envío el esqueleto de la fecha en la primera temporada de 2017. Eso es gravísimo, es una filtración de información, era la designación para esa fecha, nadie lo podía saber.

La obligación era coordinar el arbitraje y la preparación física. Ellos empezaron a alejarme y a quitarme injerencia en las designaciones y me dejaron solo en preparación física, porque vieron que lo más importante fuera el rendimiento. Me quitaron todo.

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

fútbol colombiano