La Copa América: un mal escenario para la renovación de selecciones

Aunque algunos equipos apuestan a darle rodaje a sus nuevos talentos, esta apuesta puede salir mal.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Recambio selecciones

Las selecciones sufren en la Copa América por el recambio generacional.

Foto: EFE

26 de junio 2019 , 06:12 a.m.

Se sabe que la Copa América es un duro torneo para cualquier equipo, sin embargo, esto se puede hacer aún más evidente cuando se trata de un grupo que apunta a la renovación y que prefiere apostar por un nuevo plantel pese a que algunas de sus figuras se mantengan. La situación, que durante la primera ronda fue evidenciada por algunos de los eliminados y otros de los clasificados, es reflejo de esta afirmación.

Equipos como Argentina, Chile, Uruguay y hasta los invitados, Catar y Japón, son algunos de los que buscan darle rodaje a jugadores que quieren ir consolidando de a pocos con miras a las próximas competencias, entre las que se encuentran el Mundial del mencionado Catar, las eliminatorias o, en algunos casos, hasta los Juegos Olímpicos.

Grupo A

Tal vez el grupo menos afectado por los equipos que le apuestan a la renovación. Brasil y Perú disputaron una Copa América en la que ambos tuvieron la presencia de la base mundialista y aunque los incas sufrieron duras caídas lograron clasificarse. Por su parte, los locales que habían perdido a Neymar previo al torneo, apostaron por Coutinho y algunos otros nombres que, de a pocos, van dando resultados.

Venezuela es un equipo renovado, pero que viene consolidando este proceso desde hace algún tiempo y que a punta de jugadores jóvenes ha hecho que su fútbol salga de un bache que duró varios años y aunque no han logrado un altísimo nivel, sí se destacan algunos futbolistas. El caso boliviano, sería el más adecuado para señalar, pues el desorden institucional y la crisis de su fútbol, hizo que Eduardo Villegas apostara, casi en totalidad, a los jugadores locales bajo la aseveración de que “La Copa América es una preparación”.

Brasil y Venezuela fueron primero y segundo, demostrando un poco de mayor experiencia. De otro lado, Bolivia sufrió goleadas de cada uno de sus rivales.

Grupo B

Aunque Colombia apostó por la base que ha manejado durante los últimos certámenes y apenas sumó algunas piezas, lo de Argentina, Paraguay y Catar sí está enfocado completamente a la búsqueda de nuevas figuras que brillen con las camisetas de sus seleccionados.

En Argentina, solo 9 jugadores de los presentes en Brasil hicieron parte del equipo que viajó a Rusia y cayó frente a Francia: Armani, Tagliafico, Acuña, Otamendi, Lo Celso, Di María, Messi, Agüero y Dybala, estuvieron bajo las órdenes de Sampaoli, sin embargo, solo algunos son titulares indiscutidos y la ‘Albiceleste’ sigue pasándola mal y sin encontrar el camino.

Catar, que también participará en la Copa América 2020, también trajo un grupo joven y con miras al próximo Mundial que se realizará en su país, mientras que Paraguay, bajo el mando de Eduardo Berizzo, no pudo ni siquiera repetir su formación inicial en ninguno de los tres encuentros y sufrió para clasificarse logrando apenas dos puntos para ser el segundo mejor tercero del certamen.

Grupo C

Mientras que Uruguay, primero del grupo, ha ido llevando poco a poco a los jugadores más jóvenes, Chile apostó por algunas variantes que han resultado bien para beneficio de Reinaldo Rueda y del equipo en general. Futbolistas como Erick Pulgar o Gabriel Arias, que no se han perdido ningún encuentro han respondido a la altura de la situación, sin embargo, en el banco de suplentes hay variantes que no han sido probadas y que no se sabe si, en un momento de necesidad, estarían para brindar las mismas garantías.

Un caso completamente opuesto vivieron Ecuador y Japón, dos equipos que llegaron con formaciones jóvenes y en la que sus técnicos pudieran escudar el fracaso de la Copa América en las pruebas realizadas para las Eliminatorias al Mundial y en los Juegos Olímpicos, respectivamente, situación que arguyeron en algunos momentos pero que no les evitó irse de manera temprana en la competición.

Esta situación refleja a las claras la dificultad de algunos equipos para manejar sus procesos de renovación y el escenario difícil en que se convierte la Copa América para aplicarlos, sin embargo, los seleccionados no dejan de usar la competencia oficial como prueba y pese a los malos resultados siempre habrá excusas para realizar estos ‘experimentos’.

COMENTAR
GUARDAR