El mundo compensa a hinchas con fútbol gratis: ¿pasará en Colombia?

El mundo compensa a hinchas con fútbol gratis: ¿pasará en Colombia?

Países como España, Alemania e Inglaterra dan pasos hacia TV abierta y sacrificios en taquilla.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
América campeón 2019

América logró el título tras un buen semestre.

Foto: Juan Pablo Rueda/EL TIEMPO

01 de junio 2020 , 06:15 a.m.

El fútbol en el mundo es un espectáculo pago. Vale decirlo para encaminar de entrada la discusión y evitar el innecesario debate sobre en cuál artículo de la Constitución dice que el aficionado al fútbol merece, por existir, ver todos los partidos de su equipo amado sin pagar un centavo.

Antes que una pasión, se trata de un negocio, y de los más lucrativos, por cierto. Además de las exóticas y a veces obscenas transferencias de jugadores, lo que mantiene aceitada la maquinaria es, principalmente, el ingreso por transmisiones de televisión, y lo que paga el aficionado por ingresar al estadio.

Pero resulta que apareció el coronavirus covid-19 y  todo se trastocó. El negocio se vio obligado a la suspensión y las semanas de para se volvieron meses y el tiempo fue arrinconando a los clubes, acostumbrados a facturar por encima de sus propios ingresos, hasta obligarlos a lanzar un SOS. En el nuevo escenario y por un tiempo indeterminado, este será un espectáculo sin público, sin encanto para la cámara, sin música. El mundo cambió, para bien y para mal, y la dura lección de humildad también tocó a los amos de la industria.

Por eso ahora la discusión no es el aumento del precio del abono, es cómo compensar a quien lo pagó y nunca lo usó. Los canales dueños de derechos de transmisión empezaron a preguntarse, antes que por el costo de la afiliación, si no tienen también una cuota de solidaridad, llevando a los hogares algo de entretenimiento en medio de cuarentenas que duran meses y se extienden una y otra vez y por ahora no tienen un final cierto. ¿La pandemia obligará al fútbol a volver a ser gratis? Sí y no.

Consideración con los abonados

Los alemanes, como es usual, dan ejemplo: Borussia Dortmund ofreció devolver la totalidad del dinero a los aficionados que con sus abonos y tiquetes pagados no pudieron ver los partidos y no en bonos sino en efectivo, pero como sabe que muchos querrán ayudar en vez de eso, donará el dinero a sus propias obras sociales y dará de regalo camisetas del jugador que quiera el aficionado. El ejemplo lo siguen varios de los clubes importantes, empezando por el Bayern. Pero no solo eso, pues esos equipos poderosos crearon un fondo común que llegó a los 7 millones de euros, destinado a ayudar a los más chicos en medio de la crisis económica.  No sobra el dinero, pero el que hay se socializa.


Y en España no se han quedado atrás. El Leganés, por ejemplo, renovará automáticamente a todos su abonados de este año para la próxima campaña sin pagar nada, mientras que el Espanyol hará una devolución del 20% del abono de este año, que se hará en efectivo para aquellos que hayan perdido su empleo, y ofrecerá gratuitamente a todos su socios la renovación de su carnet de asociado para el próximo curso. ¿Les sobra el dinero? No. Solo con esta última decisión se beneficiarán los 27.883 socios que tiene el club pero dejarán de ingresar más de 1,6 millones de euros de la afiliación anual, que cuesta 60 euros. Las pérdidas, otra vez, las asume el poderoso de la relación y beneficia al débil.

No son los únicos. Hasta ahora Real Sociedad, Valladolid y Atlético de Madrid, a pesar de haberse acogida a ERTEs (medidas de emergencia económica), también devolverán cerca del 20 por ciento de los abonos que no pudieron utilizarse, mientras Real Madrid CF, Villarreal, Osasuna y RCD Mallorca aseguraron que estudian maneras de compensación, que todavía no anuncian.

En Italia, el país que sufrió primero el rigor de la pandemia en Europa, casi todos los equipos han decidido compensar a los aficionados por la falta de acción en el actual curso, que terminará sin público en las tribunas, y también ofrecerá renovaciones automáticas de abonos y beneficios para los dueños de tickets para determinados juegos. 

El ejemplo se replicará en varios países europeos que poco a poco avanzan hacia la normalidad. El peso de la crisis lo asume el club.


La televisión, un asunto más complejo

Los derechos de televisión, son, al final, la gran fuente de ingreso de los clubes. Por eso aquí las decisiones son más complejas, pues las cadenas que pagaron y pagarán en el futuro millonarias cantidades por transmitir los juegos en exclusiva, no están dispuestas a asumir la pérdida y se respaldan en contratos firmados para imponerse. Aunque cada caso tienes sus matices.

Alemania, para volver a empezar por el único que ya compite, decidió desde el reinicio que todos los partidos fueran por TV abierta, como manera de compensar a quienes no pueden ir a las tribunas y en la obligación solidaria de ser un entretenimiento para quienes acumulan meses de encierro. ¿Resultado? En la primera jornada tras la suspensión se registró un récord de audiencia de más de 6 millones de televidentes. 

En Italia, entre tanto, canales y Calcio están ' de los pelos' por el pago de los contratos, que no han hecho los productores de TV. alegando incertidumbre por el final de la temporada. La discusión es por cerca de 1.400 millones que cubren toda la temporada. Aun no hay fecha de regreso  ni luz sobre el acuerdo final. Es mucho dinero....

Como también lo es en Inglaterra, la liga que más paga por televisión entre las cinco poderosas de Europa. El temor por no reactivar la competencia tiene que ver con poderosas cifras: más de 1.000 millones de libras esterlinas reclamarían los canales con derechos y casi 800 los medios de radiodifusión -sin contar posibles compensaciones de hasta 300 millones por estos meses sin competencia-. Sin embargo, se plantean alternativas como la transmisión de 25 de los 92 juegos pendientes por señal abierta y 45 que podrían verse gratis por Youtube. Están todavía en la discusión.

LaLiga de España no ha contemplado todavía los partidos por televisión abierta dentro de las fronteras, considerando los millonarios contratos en riesgo, pero en el Reino Unido, por ejemplo, incluirán todos los duelos del regreso en una tarifa de solo 6 libras esterlinas para suscriptores de canales como Sky.


¿Pasará en Colombia?

No y no. No ocurrirá con los abonados, en el caso de los clubes, ni con los dueños de los derechos de televisión.

Las arcas de los clubes, desde Atlético Nacional hasta Cúcuta Deportivo, están vacías tras más de dos meses de suspensión, los dineros esperados por la televisión internacional no llegan y el discurso pasó del '¿A dónde le mando la factura?, al 'Requerimos con urgencia auxilios del Estado para sobrevivir a la crisis por la suspensión'.

Son varias las instituciones que trasladaron las presión a los empleados con quienes negociaron suspensiones de contratos sobre la promesa de pagos retroactivos en el futuro, o de plano cancelaron contratos de manera unilateral, como el caso de Guimaraes, DT campeón de Colombia, en América de Cali. Las taquillas para un equipo como el rojo eran el ingreso con el que se asumiría, pro ejemplo, el fichaje de Adrián Ramos. Pero si ya se fue el DT, es claro que la puerta está abierta para todos. Es el caso de muchos otros clubes. Por eso, sobre compensaciones a los abonados, el silencio es elocuente.

Y en el tema de los derechos de televisión es menos probable todavía un acto solidario. La discusión, en los últimos dos días de reuniones virtuales de Dimayor, no ha sido cómo terminar el año con al menos clasificados a copas internacionales y un campeón, que sería lo primero que viene a la mente con solo cinco meses de competencia disponibles, sino cómo se acomodan todos los partidos requeridos en ese corto tiempo. Hoy los directivos tiene tres propuestas sobre la mesa: la primera contempla 403 partidos, la segunda 297 y la tercera 226 juegos. 

Y es que son los clubes los primeros en no querer resignar ingresos de TV. Los dueños de derechos lo saben. Por eso antes de contemplar, por ejemplo, cómo Tolima, Junior, América de Cali, Independiente Medellín, Millonarios y Deportivo Cali cumplirán ese exigente calendario local al tiempo con Copa Libertadores y Suramericana, no hay discusión: con juveniles, exprimiendo a los jugadores sobre el límite de las 72 horas de descanso reglamentario, como se pueda. Ya no importa cuándo ni cómo, importa qué. La pandemia, en vez de suavizar, radicaliza en Colombia todas las posiciones.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • OTRAS LIGAS DE FúTBOL
  • LIGA BETPLAY
  • LIGA DE ESPAñA
  • LIGA MX

En la jugada

  • Más reciente
  • Más leído