Y si confían, ¿qué?
Apuestas Futbolred

Y si confían, ¿qué?

Resultados del fútbol femenino, argumento para exigir respaldo en Colombia.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Jenny Gámez

Jenny Gámez

Foto: Filiberto Pinzón

31 de julio 2022 , 07:00 a. m.

Resultados, estadios llenos, jugadoras revelación, lujo... Y nada parece suficiente, nada alcanza para que el mérito en la cancha conmueva a quienes manejan el fútbol en Colombia.

Cupos asegurados a los Mundiales de India Sub 17, Costa Rica Sub 20 y Australia Nueva Zelanda 2023 en categoría mayores, nombres como el de Linda Caicedo o Gisela Robledo por solo mencionar a dos jovencitas; realidades como Leicy Santos o Lorena Bedoya; veteranas experimentadas como Daniela Montoya o Catalina Usme piden a gritos, con las manos arriba en señal de protesta y no de falacias como aquellas que han querido vender algunos directivos, un respaldo que a todas luces no debería teñirse del tono de súplica que persiste hoy.

Las mujeres venimos al mundo armadas de un escudo contra el NO y revestidas de paciencia, resiliencia y terquedad para intentar, hasta el último aliento, cuando tenemos razón... y cuando no. Pero esta vez es razón lo que les sobra a las futbolistas colombianas, cansada de ver cómo sus resultados chocan una y otra vez con la incompetencia de la dirigencia nacional para capitalizar tanto talento, para ver la disciplina como una inversión y no como un simple gasto, para creer, auténtica y firmemente, no en que las mujeres merecen una oportunidad equitativa, que de hecho es así, sino en que económicamente es rentable. 

Pero no, resulta siempre más cómodo esconder las pujas de poder detrás del vestido de las futbolistas, inventar una causa más para esa eterna hoguera de vanidades que es la Dimayor y salir ante las cámaras a decir que es mal negocio, que no llenan los estadios, que no venden... ¡como si a los partidos de la primera B y a varios de la Primera A les sobrara público en las graderías! ¿Cómo lo resolvieron? lo convirtieron en un multimillonario negocio cuando entendieron que la plata no estaba en el cemento sino en la TV.

¿Y qué tal si la fórmula se usara también para ellas? ¿Ya se les olvidó cómo era! ¡Llamen al que lo se lo inventó, que los 36 presidentes tienen el whatsApp del hombre! ¿Qué pasa si se monta esa estructura de mercadeo aún con menos competidoras pero con mejor calidad de espectáculo? ¿Qué tal si en alguna asamblea apuestan a un torneo largo, de siete meses mínimo, y privilegian al que mejor lo haga en el año, en vez de obligar a las jugadoras a suplicar que les den una Liga que merecen? ¿Qué si en vez de inventar vetos y estúpidas demostraciones de autoridad escuchan a quienes jugaron en ligas extranjeras y entendieron el negocio desde la raíz? ¿Y si de una bendita vez dejan de esconder sus cartas y apuestan de frente al fútbol femenino, ¿qué?

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA
  • SERIE A
  • BUNDESLIGA