Trompetas

Opinión de Julián Capera sobre el fallido regreso de Teófilo Gutiérrez a Junior.

Corresponsal Futbolred
  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
02 de febrero 2024 , 12:58 p. m.

Esta es una escena, una última escena, que comienza con el sonido de las trompetas de ‘Amores como el nuestro’, la canción de Jerry Rivera. Esas mismas que años después tomó ‘prestadas’ la paisana de nuestro triste protagonista para decirle al mundo que “las caderas no mienten”, aunque los hombres lo hagan. Son esos vientos los cómplices hoy de este marido derrotado para firmar su último adiós en una historia de Instagram (la tarima de los tiempos actuales para dedicar canciones) con una foto besando al escudo que intentó volver a llevar en el pecho.


Teófilo Gutiérrez no volverá a vestir la camiseta del Junior de Barranquilla. Al menos no en un partido oficial. El mismo club se ha encargado de dejarlo claro en un comunicado con alguna dosis de rudeza, donde básicamente explica que así el delantero golpee hasta la madrugada (y se siga ofreciendo como hace algunos periodos de transferencias), esa puerta tiene pasador desde adentro y no se abrirá.

No logró abrirla ni siquiera el rugido popular en redes sociales de una hinchada que reconoce en aquella camiseta 29 la del máximo ídolo de su club. Una hinchada que decidió olvidar los capítulos malos (porque en realidad nunca fueron en la cancha) y recordar para siempre las escenas de gloria que traducen los cinco títulos logrados (dos ligas, una copa y dos superligas) por el futbolista en esa institución. Una hinchada que no pone sus ojos en el presente cercano, sino en el pasado jubiloso.

Junior dijo no y respaldó su decisión con un argumento tan simple como cierto: no lo necesita. El equipo barranquillero hizo un tremendo mercado de pases, manteniendo la base de la plantilla campeona con renovaciones que implican una buena cantidad de dinero; y además fichando futbolistas de buen presente en la liga local (como Marco Pérez y Roberto Hinojosa) y otros con un importante recorrido internacional, que saben bien lo que implica jugar en este equipo y lo hicieron con un alto grado de éxito (Yimmi Chará, Victor Cantillo y Rafael Pérez).

Esta vez Junior, el equipo señalado desde el interior del país - a veces con razón y a veces con envidia - de ser demasiado folclórico en sus decisiones, prefirió no comprar ese helado a sus hijos porque en la casa hay sopa y mucha carne. Una decisión madura que solo será bien valorada si los objetivos deportivos del año se cumplen. Y claro que Teo es un jugador que -futbolísticamente hablando- nunca sobra, pero hoy no hace falta. Impopular pero cierto.

Ya las trompetas del Frente Rojiblanco Sur no marcarán el paso para invitar a todo el estadio a corear el nombre de Gutiérrez. Pero quizá, si esta nómina logra corresponder en el campo a la expectativa generada por los apellidos que sí están, al final de la temporada estén entonando canciones menos melancólicas y más victoriosas. Y entonces, aunque viaje siempre en el corazón de los hinchas como un gran amor del pasado, nadie se atreverá a reclamar por Teo.

Síguenos en nuestras redes
Comentar
Guardar

Recomendados

  • Premier League
  • Serie A
  • Liga de España
boton left
boton right