Pikachu

Opinión de Julián Capera en Futbolred sobre Selección Colombia de Lorenzo.

Julián Capera

Julián Capera

Foto: Archivo particular

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
31 de marzo 2023 , 01:36 p. m.

En 1997 se lanzó en TV Tokyo la serie de anime Pokémon, que cuenta la historia de Ash Ketchum, un joven entrenador que junto a su Pocket Monster (Monstruo de Bolsillo): Pikachu, sueñan con ser campeones. Para ese año, Néstor Lorenzo vivía sus últimas escenas como jugador profesional y empezaba a alimentar en su corazón el mismo sueño de Ash: ser un entrenador que levanta trofeos.


Esta semana la Selección Colombia, dirigida por Lorenzo, visitó Japón, cuna de la cultura Pokémon. Enfrentó al combinado local y consiguió una victoria que deja buenas sensaciones en términos de los nuevos monstruos con los que se cuenta para este camino. John Lucumí, Kevin Castaño, Jorge Carrascal, John Arias y John Jader Durán entre otros, parecen empezar a hacerse un lugar habitual en el equipo que espera por la plena recuperación de Luis Diaz y Luis Sinisterra. Sin embargo, como en toda buena serie, el viaje no será sencillo.

Es difícil despedirse de Pikachu. Está tan metido en los recuerdos de más de una generación, que liberarlo representa una dificultad particular. Quizá por eso la Selección Colombia sigue llamando a Quintero y James así estén lesionados.

Juan Fernando Quintero, ausente por molestias físicas en el último partido de Junior de Barranquilla previo al inicio de la concentración de la Selección en Asia, decidió viajar de todas formas (casi 20 horas en avión de ida y 20 de regreso) con el visto bueno de Lorenzo. Atravesó el mundo sólo para que le ratificaran un diagnostico y no jugar ni un minuto. Es fácil entender y explicar la molestia de su club, el cual está haciendo un esfuerzo económico más allá de los limites habituales en el fútbol colombiano para poder tener en nómina un jugador de costo internacional.

Pero esta es una escena que ya habíamos visto, con otro protagonista, en capítulos anteriores. En 2016 (cuando José Pékerman era el técnico y Lorenzo su asistente), James Rodríguez fue baja en Real Madrid en un partido ante el Eibar justo antes del inicio de una concentración de Colombia para partidos de eliminatorias. Aun así, atravesó el Atlántico, le repitieron los exámenes y se confirmó que no podía jugar. Regresó a España después de unos días sin un solo minuto disputado y ante la evidente molestia de su club. Esta vez, venía de casi un mes de recuperación, jugó un partido y lo llamaron. En el segundo amistoso no estuvo por lesión.

Escudados en el argumento de la influencia emocional y el liderazgo desde la experiencia en un proceso naciente, se ha alcahueteado a algunos jugadores y se ha irrespetado a los clubes. Sí, la foto en el desayuno de los nuevos soldados con sus ídolos es bonita, pero a veces se sobrevalora. Llama la atención que algunos jugadores (como Luis Sinisterra) que vienen afrontando también procesos de recuperación, pero que incluso alcanzaron a jugar el último partido en su respectivo equipo antes de la concentración, no estuvieron en la lista esta vez ¿No es pues el mismo rasero? La Selección no debe ser solo un espacio de reencuentro social o un simposio para empapar de experiencia a los novatos. Deben venir los que estén bien.

25 años después de su lanzamiento, Pokémon ha anunciado que el viaje de Pikachu ha terminado. Es tiempo de nuevas figuras. Y claro, será recordado siempre como lo que fue: un ídolo de miles de niños, capaz de dibujar sonrisas en sus rostros durante mucho tiempo. El anime continuará emitiéndose, pero sin el pequeño roedor como gran protagonista. Quizá aparezca en algún capítulo de aquí en adelante – y está perfecto – pero la historia ya no girará en torno a él. En Colombia podría pasar lo mismo.

Síguenos en nuestras redes
Comentar
Guardar

Recomendados

  • Premier League
  • Champions League
  • Liga de España
boton left
boton right