Pensemos en Liga

Pensemos en Liga

Opinión de Tito Puccetti sobre el paro de futbolistas profesionales en Colombia.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Tito Puccetti

Tito Puccetti, columnista de Futbolred.

Foto: Archivo particular

24 de octubre 2019 , 11:05 a.m.


La industria del fútbol es bien especial, es diferente. Las empresas que producen productos, digamos cervezas por ejemplo, si cuentan con mucho éxito y se quedan con gran parte del mercado, seguramente mandan a la quiebra a sus competidores, venderán mucho más y ampliarán sus ganancias. Obviamente existen regulaciones para evitar que se restrinja o distorsione la competencia, leyes antimonopolio, pero la suerte de los otros competidores, en la mayoría de los casos en el mundo de los negocios, no importa.

En el fútbol es diferente. Un club debe vencer a sus competidores, no acabarlos. En nuestro deporte necesitas al rival, al adversario. Los directivos que entienden el negocio deben intentar ser los mejores, pero se supone que saben que hoy el fútbol no se vende por equipos sino por ligas. Me explico, es como si yo tuviera una casa espectacular en un barrio precario en el cual mis vecinos cuentan con viviendas sin techo, sucias y sin pintura. Por más que embellezca mi predio, el valor dependerá en gran parte del estado de la cuadra.

En ese sentido los equipos que dicen que sus jugadores no deben ir al paro porque ellos están al día, no entienden la industria. Cuentan con casas hermosas en cuadras, en barrios precarios. Es más, son ellos los que deben impulsar un ‘paro’ hasta que sus pares no se pongan al día en las condiciones laborales y sociales con sus jugadores. ¿Por qué unos sí gastan para ponerse en regla con sus trabajadores y otros no, y a la hora de repartir ganancias reciben como si cumplieran? Esto deberían preguntarse en las asambleas de accionistas.

El fútbol hoy vive de los derechos de transmisión, del espectáculo, de la competencia, de partidos vibrantes, de goles y atajadas. Si un equipo no cuenta con todas las garantías, se rompe la competencia, da ventajas.

Recuerdo hace unos años que el Quindío entró en paro, jugó ante Millonarios con juveniles. El azul venció 5 – 0 y con ese resultado se clasificó a los cuadrangulares por diferencia de goles. La competencia se rompió, la irresponsabilidad de un equipo alteró toda una Liga.

Pensar en Liga es tener una gran torneo, que produzca mucho dinero para todos los actores de esta industria, con reglas claras y con los requerimientos al día como lo exige la Fifa. Se trata de contar con estatutos, reglas, deberes y derechos claros. Organicemos la casa, la cuadra, el barrio y vendamos el barrio con el compromiso de todos, con el espectáculo.

Entender esta industria es saber que es mejor ser 17 y salvarse del descenso en una gran Liga, que salir campeón con equipos en crisis, con algunos jugadores sin pagos puntuales, sin seguridad social al día y con el gremio de jugadores quejándose permanentemente.

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

tito puccetti