Divertirse barato

Nicolás Samper encontró en el partido menos esperado, una emocionante lucha a juego abierto.

Nicolás Samper, columnista invitado.

Foto: Archivo Particular

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
06 de septiembre 2022 , 10:40 a. m.

Hasta ahora el mejor duelo que uno puede ver en el fútbol colombiano es Equidad-Patriotas. Punto. Al menos eso han demostrado en el torneo actual. Si en la parrilla de programación aparece que estos dos clubes tienen que enfrentarse, me tendrán listo, frente al televisor, esperando que se maten a punta de goles.

La oferta además es generosa porque usualmente ese es un partido que no hace parte del top de enfrentamientos, así que siempre estará enquistado en una jornada en la que no tenga adversarios de pantalla. Difícilmente este duelo tenga que vérselas en pugnacidad de rating ante un Everton-Liverpool, un Inter-Milan o un Real Madrid-Barcelona. Entonces un lunes por la noche, justo cuando uno está entrando a la casa cansado de la jornada laboral, está ahí listo ese partido para que lo apreciemos, para que lo valoremos, para que lo disfrutemos. Y otra reflexión: ¿Hay algo mejor para hacer un lunes en la noche? No hay mayor garantía de éxito.

Porque el primero de los que pude ver en este torneo fue en medio de un contexto más o menos similar: en este caso fue un domingo en la noche, 8, pm, hora en la que el dedo invisible de la responsabilidad empieza a tocar el hombro de todos para avisar que ya casi es lunes y que en pocas horas se acabará el recreo y que todas las cosas que dejamos pendientes desde el viernes estarán el lunes encima del escritorio mental diciéndonos que hay que darles trámite. Es la etapa del final de la semana en la que mayor agobio existe y que encierra gran cantidad de miedos y de temores.

Con desconfianza y a modo de método terapéutico me sumergí en Equidad-Patriotas, pensando que el riesgo de que el procedimiento curativo de las angustias naturales del hombre pudiera ser peor que la enfermedad, pero hay que asumir riesgos. No estuvo nada mal: el juego culminó 4-3 con ritmo frenético, errores y torpezas, de acuerdo, pero con la ambición y la convicción de que se debe jugar hacia arriba, asunto que en el que Equidad siempre ha cargado con un prejuicio defensivo y Patriotas, que lucha por no irse a la B, siendo cada día más complicado conseguir este objetivo, en teoría buscaría defenderse a como fuera lugar. Ni lo uno, ni lo otro.

Y en Tunja fue la repetición del primer choque: errores, torpezas, pero juego ofensivo ya con otras justificaciones: Patriotas yendo al frente porque la segunda división le respira en el hombro y Equidad, inteligente, aprovechó los espacios que le otorgaba la angustia del local y remontó un score adverso de 2-0 en contra. Fue 2-3 a favor de Equidad, pero pudo haber muchos más goles.

Tipos que no salen siempre en las portadas fueron figuras en ambos juegos: Christian Barrios, José Ramírez, Darwin López, Francisco Chaverra, Washington Ortega y Duvier Riascos.

Ambos planteles merecen su reconocimiento: no es fácil proponer tanto en una liga donde en muchas ocasiones prima la especulación.

Síguenos en nuestras redes
Comentar
Guardar

Recomendados

  • Premier League
  • Champions League
  • Liga de España
boton left
boton right