No me demoro

Carta de despedida de Nicolás Samper a su hija por su viaje al Mundial de Catar.

Nicolás Samper

Columnista Futbolred

Foto: A. particular

En esta noticia

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
15 de noviembre 2022 , 08:24 p. m.

Te lo digo en serio. Y lo lindo es que podremos vernos en medio de ese huracán laboral llamado Mundial de Fútbol a pesar de que entre Bogotá y Doha hay 13.322 kilómetros de distancia. ¿Te acuerdas que, mientras estaba cayendo uno de esos aguaceros que son aburridos porque obliga al encierro, estuvimos hablando del asunto? Te conté que primero hay que ocupar la 11A que me llevará del Aeropuerto ElDorado hasta Barajas. 


Me dijiste que si eran las Barajas de naipes y yo te respondí que ese es el nombre del aeropuerto de Madrid, el Adolfo Suárez, y no te comenté que aquel presidente emergió en tiempos de democracia española después de aquella nefasta y espantosa dictadura franquista, pero para charlar de esas cosas la vida nos dará mucho más tiempo. Para eso y para muchas cosas más bonitas, más alegres. Al menos eso espero yo.

Pero te lo digo de verdad: no me demoro, porque claro, me muero por verte a ti. Y a Cata. Y a tu abuela y a tu tía, porque sabes que todas ustedes son las que hacen posible que yo sea feliz y por esa simple pero valiosísima causa es que las voy a extrañar cada segundo. Pero volvamos a la charla que tuvimos este domingo que pasó y yo, haciendo cuentas, me voy a ausentar poco más de un mes para Doha, un sitio que difícilmente usaría como destino pero que es la capital de Qatar, el país que fue designado como sede de la Copa Del Mundo 2022 en la que Colombia, por supuesto, no estará porque jamás logró hacer su tarea en siete encuentros que parecían tan manejables, tan simples. Pero para qué hablamos de eso, si lo importante es pensar en cuándo nos vamos a volver a ver. Porque ese día voy a salir corriendo y te voy a abrazar con todas mis fuerzas y todo mi amor. Acuérdate que no me demoro.


Hace cuatro años las circunstancias eran un poco diferentes: eras mucho más chiquita, menos consciente de las ausencias que en ocasiones nos manda el trabajo, ese que amos además, pero también, cuando iba rumbo a Moscú me hiciste mucha falta. Y Cata me hizo muchísima falta. Y tu abuela y tu tía también… Claro y el pasado Mundial fue en junio. ¿Por qué en tiempos de navidad les dio por esas en el 2022? No sé cómo explicarte esa calidad de cafres que decidieron todo lo que alguien sensato nunca escogería, pero ya tendremos tiempos para hablar de esas vergüenzas. La vida nos va a dar mucho, mucho tiempo para eso. O al menos eso espero yo.


Ya eres mucho más grande y entiendes todo. Noté a través del retrovisor cierto resoplido que sueles hacer en el momento que quieres controlar el llanto, porque te conozco, así como tú a mí. Y en el momento que te estaba llevando a la casa de tu mamá y charlábamos sobre tu colegio me acuerdo y me acordaré hasta el día de mi muerte lo que me dijiste: que el viernes ibas a estar triste y que si estaba lloviendo en el aeropuerto era porque tus lágrimas iban a acompañarme en el avión y que serían tantas que llegarían hasta Qatar. No entiendo aún de dónde sacaste semejante manera de decirme que me vas a extrañar, tanto como yo a ti. Y a Cata y a tu abuela y a tu tía.


Recuerda que siempre te tengo en mi mente, hija mía.


Te lo prometo: no me demoro.

Síguenos en nuestras redes
Comentar
Guardar

Recomendados

  • Premier League
  • Champions League
  • Liga de España
boton left
boton right