¿La Copa no se toca?
Apuestas Futbolred

¿La Copa no se toca?

Opinión de Nicolás Samper sobre la final de la Liga Betplay.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Nicolás Samper

Columnista Futbolred

Foto: A. particular

En esta noticia

22 de junio 2021 , 03:57 p. m.

Son pequeñas leyendas que se crean a partir de la repetición y de la causa/efecto. Y aunque no hay una comprobación real de que tocar una copa antes de jugarla de inmediato aniquile la posibilidad de llevársela, es uno de esos extraños mandamientos nunca escritos pero que dejan huella. Por eso, ante la imagen de Juan Carlos Pereira acariciando el trofeo de campeón antes de disputarse el juego Millonarios-Tolima, es imposible que esas osadías no generen cierto escalofrío.


Pero es tan poco contundente decir que por eso se pierde un campeonato, que afirmar lo contrario: que también ha habido situaciones en las que futbolistas que decidieron darle una tentación a su propio destino con ese gesto que a veces parece profano, y que sin importar eso vencieron y acabaron con la leyenda. Como Ludovic Giuly, el talentosísimo volante-extremo que andaba por Barcelona después de ser leyenda en Mónaco y que se dio el lujo de ponerle la mano a la Champions League cuando salió a jugarla contra Arsenal. De hecho, los ingleses contaron con la desgracia de recibir una expulsión de su arquero (Lehmann) y de que, a pesar de estar con 10 futbolistas, desperdiciar varias chances de gol frente a la portería de los catalanes. Es decir, Barcelona no se llevó ese trofeo porque Giuly la tocó. Es que supo ser contundente y sacó provecho de las que tuvo. Punto.

Y el Milan en Estambul tampoco la perdió a pesar de casi sentirse vencedor de la final ante Liverpool con apenas 45 minutos disputados. Los de Carlo Ancelotti vencían 3-0 pulverizando a los ingleses en todos los sectores de la cancha. Genaro Gatusso, el aguerrido volante de aquella formación italiana, se dejó llevar por las ganas y cierta certeza de la holgura que mostraba el resultado, y decidió tocarla. Hay que decirlo: Milan no perdió por el arrebato del mediocampista: es que Liverpool, sabiendo que no tenía nada que perder subió sus líneas y además marcó el 3-1 rápidamente, hecho que los envalentonó hasta poder lograr el empate y después, el triunfo en las penas máximas por la gigantesca actuación de Jerzy Dudek.

Los casos siguen tanto a favor como en contra: Tymoschuk en la final Chelsea-Bayern, Fabio Santos, hombre del Corinthians en la final del Mundial de Clubes contra Chelsea… y el mencionado caso Pereira. Millonarios perdió porque el Tolima fue mucho más en 180 minutos y eso no resiste un segundo análisis.

Sin que existan evidencias contundentes sobre si esta costumbre sea capaz de torcer el rumbo que dictó el destino, si yo hubiera sido futbolista alguna vez -cosa imposible ante mi delatada incapacidad- jamás me hubiera atrevido a tocar una copa antes de jugar por un solo motivo: si la gano, tendré todo el tiempo disponible para tenerla entre mis brazos, entonces ¿Para qué anticiparme? En el caso contrario -tocarla y perderla- me sentiría culpable por culpa de mi estupidez. Por culpa de mi espíritu agorero de validar en esa cábala, el sustento de una hazaña.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA
  • SERIE A
  • BUNDESLIGA