Jugada maestra: la semana de Arias

Opinión de Julián Capera sobre la actualidad de Independiente Santa Fe.

Julián Capera

Julián Capera

Foto: Archivo particular

En esta noticia

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
07 de octubre 2022 , 12:26 p. m.

Cuando las tribunas van perdiendo su color y el ruido su intensidad, los hombres de pantalón largo y saco (seres extraños en un mundo de pantalonetas) regresan al vientre del recinto. A ese lugar en el que vuelven a ser invisibles para el monstruo de mil cabezas que parece querer devorarlos de tanto en tanto, y que por lo general ruge reproches en vez de elogios. Ese que escupe que siempre que se gana es gracias a los jugadores y cuando se pierde es por el entrenador. Las luces se apagan y al fin los pensamientos propios se pueden volver a escuchar. Sin embargo, la noche todavía no termina. Falta una partida. Una que a veces resulta más demandante y agotadora que el juego en sí mismo. Hay que volver al ruedo, a la rueda. La rueda de prensa.

Sin duda, el gran ganador fue Alfredo Arias, director técnico de Independiente Santa Fe. Un tipo inteligente. Heredero del seductor verso del sur. Aquel que así diga lo mismo que otros, logra un impacto mayor por la simple melodía de su acento y la vehemencia con la que ellos lo asumen. Arias no solo derrotó a su rival de patio con una memorable remontada (tres goles en diez minutos) que tuvo su sello con las modificaciones del segundo tiempo, sino que también salió triunfante de las conferencias de prensa previa y posterior al juego.

Antes, puso las fichas en el tablero donde las quería jugar. Bien sabe el uruguayo que pocos ingredientes pueden condicionar tanto el desarrollo de un partido de estos, como el orgullo. Echó sal en las heridas de sus jugadores y sus hinchas (venían de cuatro clásicos en línea perdiendo), aprovechó el gran (y merecido) despliegue mediático que ha tenido su rival y usó todo eso a su favor: “Jugamos, según todo el mundo, frente al mejor equipo. Contra el equipo que incluso el otro día titularon: ‘Le queda chica la Liga’. Esas son las cosas que ustedes (periodistas) escriben y dicen. ¿Le queda chica la Liga? Espero que los hinchas me estén escuchando y que vengan a El Campín porque vamos a dejar todo en esa cancha”.

Pasara lo que pasara en el campo de juego, su gesto fue aplaudido y secundado por una tribuna sedienta -como todas- de mensajes ‘patriotas’ que alienten el fuego interior de esas pequeñas naciones que son las hinchadas de equipos grandes. No hay nada más efectivo en tiempos de guerra que apelar al sentido de pertenencia, al amor propio y al orgullo por la bandera que se defiende.

Después del partido, volvió a ganar. Hábilmente cambió las espinas por flores al hablar de su rival, dejó ver toda su caballerosidad y de paso engrandeció su victoria: “Millonarios es el equipo que mejor juega en Colombia. Querría ver a mi equipo jugando así. Me identifico con lo que hacen”. En cuatro días puso en duda la soberanía del rey de laLiga, le ganó y luego le rindió honores. Jugada maestra.

Síguenos en nuestras redes
Comentar
Guardar

Recomendados

  • Premier League
  • Champions League
  • Liga de España
boton left
boton right