DT express
Apuestas Futbolred

DT express

Frank de Boer y otros entrenadores que duran poco por su personalidad y malos resultados.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Nicolás Samper, columnista invitado.

Foto: Archivo Particular

30 de junio 2021 , 03:49 p. m.

Frankie De Boer, personaje antipático si los hay por cuenta de las revelaciones hechas en el libro de Robert Enke, aquel portero alemán que sucumbió ante la depresión y terminó quitándose la vida, fue cesado de su cargo como seleccionador de los Países Bajos. Apenas estuvo 15 encuentros con los naranjas y la eliminación de la Euro 2021 a manos de la República Checa lo despachó al rubro de consumidor de avisos clasificados de empleo con velocidad. La misma con la que tuvo que huir del Inter de Milán, donde permaneció un encuentro menos que frente a su balance con los neerlandeses: 14 duelos inolvidables, por lo mal dirigido su equipo y porque cosechó más derrotas que triunfos: (7 caídas vs. 5 victorias). 

Cuando dejó el Inter hizo la suya, la de echar culpas a los demás -como pasó con Enke- en vez de ser más autocrítico. Dijo en aquellos tiempos que no consiguió triunfar en el banquillo interista porque el grupo estaba “podrido”.

En Crystal Palace ni se diga: aún hoy permanece su marca indeleble. Asumió en el equipo de Londres y apenas duró cuatro partidos al frente. De hecho, todos los perdió y su once no pudo marcar un solo gol en este lapso que, bajo su administración, contó con 77 días en los que jamás pudo plasmar su trabajo. Lo reemplazó Roy Hodgson que terminó yéndose ya cuando el DT quiso retirarse definitivamente de la actividad.

Es un trabajo complejo ese de los directores técnicos porque es vivir en medio de la angustia de saber que su trabajo está en riesgo cada fin de semana así haya sucesos que se salgan de sus manos, como un penal errado o un gol en contra que acaban cualquier sueño. Ellos dependen de sus intérpretes. También de su mensaje que, si es confuso, termina enredando por supuesto a los intérpretes.

Hay que ver a Queiroz, embolatado como pocos, tratando de dar una nueva forma a un equipo que ya la tenía. Así le fue. Y volviendo a De Boer y leyendo sobre sus permanentes naufragios, me enteré de que el entrenador que menos tiempo duró en un club en la Premier League fue Less Reed, con el Charlton, en el 2006. Ahora, acá en esa estadística habla de días como técnico. Para Reed fueron apenas 40 (7 partidos) y lo secunda René Meulensteen, que anduvo 75 días como encargado del Fulham (13 juegos). El colero, en lectura de choques disputados sigue siendo De Boer.

Pero nunca me olvido del pobre Víctor Púa. Se fue a Rosario Central y solamente consiguió 180 minutos de administración: derrota 3-1 frente a Arsenal y caída en el clásico contra Newell´s. No aguantó ese contraste y renunció. ¡Dos partidos!

Lo decía con sabiduría Giovanni Trappatoni: “Los técnicos son como el pescado: pasado un tiempo, empiezan a oler mal”. Con De Boer, caso llamativo, se echa a perder hasta el pescado más fresco.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA
  • SERIE A
  • BUNDESLIGA