De cuando Dinamarca estaba cerca de Cundinamarca
Apuestas Futbolred

De cuando Dinamarca estaba cerca de Cundinamarca

Nicolás Samper confiesa que le gusta la selección danesa y celebra su clasificación a Catar 2022.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
12 de octubre 2021 , 05:33 p. m.

Ahora la Liga de las Naciones nos hace ver a las grandes selecciones de Europa tan lejos, como quien en los años ochenta rogaba porque una tía que viajaba de comisión trajera a la casa un Milky Way. Por lo menos si nos detenemos a pensar en las fechas FIFA, sí. Ya no es tan sencillo acceder a grandes adversarios como sparrings. Como una Dinamarca, por ejemplo. Antes la posibilidad de una situación así era más factible que por estos días.

Y entonces pensaba en la maravillosa selección de Dinamarca, capaz de levantarse del durísimo golpe que significó para ellos ver muerto en el campo por unos minutos a Erikssen, uno de sus más emblemáticos futbolistas, y llevar a cabo una estupenda Eurocopa. Este martes consiguieron ajustar su sexta clasificación a una Copa del Mundo al vencer a los austríacos 1-0 y se transformaron en el segundo país que obtiene su tiquete qatarí, detrás de los siempre efectivos alemanes.

Porque Dinamarca siempre me ha gustado: conciben una espléndida forma de juego cada vez que salen al campo. Ellos, perdidos en el mapa antes del 86, han dejado postales de esas que cuesta olvidar: su ensayo de defender con tres hombres en la Euro 84, aquella goleada frente a Uruguay 6-1 en México 86, día en el que Preben Eljaek Larsen se vistió de tractor para arar cada centímetro del área de Fernando Alvez. Fue la misma tarde en la que Michael Laudrup decidió que el resto de su carrera iba a vestir esmoquin para enaltecer un juego que él concebía elegante y distinto. O de su hazaña en el 92, en la Euro, tiempos en los que estando de vacaciones los llamaron para que abandonaran la playa y fueran a por el cupo que le habían quitado a Yugoslavia por cuenta de la guerra de los Balcanes. Y vencieron a los alemanes en una final que el destino terminó dándoles por cuenta de las causas de fuerza mayor, asunto que no pudieron repetir en 1998, durante el Mundial francés, cuando la Brasil de Rivaldo los eliminó con un golazo del volante en un 3-2 que puede estar enmarcado entre los mejores partidos de fútbol disputados alguna vez.

Pensaba en ellos que, hace muchos años y con la intención de prepararse rumbo a su primera Copa del Mundo, imaginaron que su mejor manera de entrenar debía ser en la altura, por cuenta del viaje hacia México. Entonces, envueltos en sus sudaderas Hummel tan típicas, decidieron reunirse y viajar hacia Colombia. No era extraño el experimento: Inglaterra en el 69 también lo había hecho. ¿Qué podía salir mal?

Llegaron en silencio hasta la bella Manizales y entraron al viejo Fernando Londoño y Londoño para verse las caras con el Cristal Caldas, que dirigía Alberto Tardivo. Eran años en los que era bien común que los seleccionados nacionales chocaran contra clubes.

Morten Olsen, Michael Laudrup, Soren Lerby, Preben Eljkaer Larsen y la armada danesa estuvo allí, enfrentándose a Carlos Prono, Carlos Peláez, Alexis García, Omar de Felipe, Libardo Vélez y ‘Panelo’ Valencia.

El 23 de mayo de 1986 se dio aquel Cristal Caldas-Dinamarca. Los visitantes vencieron 5-2.

Imposible imaginarnos hoy que los daneses, recién clasificados a Qatar, se fueran a Montería para buscar un choque contra Jaguares, pensando en prepararse para las altas temperaturas.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA
  • BUNDESLIGA
  • SERIE A