Temor

Temor

Nicolás Samper habla de Mariano Vázquez en Pasto y las declaraciones de Alexis Garcia, su DT.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Nicolás Samper, columnista invitado.

Foto: Archivo Particular

28 de mayo 2019 , 11:41 p.m.

El que no lo haya sentido, no es humano, así de sencillo. Y el temor, el miedo, se ha satanizado tal vez pensando que es una verdadera idiotez sentir inseguridad ante una situación que sabemos, va a salir mal o que nos pondrá en un momento de riesgo. Aún funciona, para provocar mentes calenturientas eso de retar a otro convenciéndolo de que es incapaz de hacer tal o cual cosa por pura cobardía. Y caen -caemos- redondos porque nada más fortificante que ser valiente y demostrarles a todos que uno no se derrumba por nada.

Fue extraño lo de la rueda de prensa de Alexis García terminado el encuentro que su equipo, el durísimo y bien confeccionado Deportivo Pasto, perdió ante Millonarios 1-0 apenas con lo justo. Un periodista le preguntó al entrenador sobre la suplencia inesperada de Mariano Vázquez y la titularidad de Ray Vanegas. García no se demoró mucho en responder: comentó que había sido una disposición que debió tomar por otras circunstancias.

Dijo que la situación con Vázquez era única en su extensa trayectoria. Textualmente expresó Alexis que "Me dice en el camerino (haciendo referencia a Mariano) que no está al 100 %. Me manifiesta que le da temor jugar el partido. Es la primera vez que me pasa eso en el fútbol”.

Luego -y Futbolred hizo una noticia completa al respecto- aparecieron dos exámenes a los que fue sometido el futbolista en los que se detectaba el riesgo de profundizar un desgarro del que ya había rastros. Los publicó en twitter la pareja de Vázquez. Pero en las declaraciones del entrenador jamás se habló de eso: que Vázquez estaba minado físicamente y que a pesar de esa dolencia disputó casi todo el segundo tiempo. Solamente se habló de temor y ya. Ese fue el andamio en el que se cimentó la respuesta del DT. Uno de sus soldados había escurrido el bulto. Que era un cobarde, en pocas palabras. Al menos ese fue el sabor que dejó la declaración de García porque no hubo atenuantes que mediaran en ese temor instalado en el futbolista. Era simplemente pánico y ya. Es dejar una frase para que el resto especule y eso suele ser muy dañino. ¿A qué temía Vázquez, de acuerdo a esa declaración que suena más a una verdad a medias? ¿A jugar en Bogotá? ¿A enfrentar al líder del grupo? ¿A qué? Jamás se puso sobre la mesa el asunto físico.

¿No hubiera sido mejor tratar de no exponer de semejante manera al jugador? Digo, supongamos que no tenía nada físico: que lo suyo hubiera sido únicamente temor y listo. Que estuviera 100% pero anímicamente no estuviera apto. Tal vez habría correspondido otro tratamiento para la situación. Un líder debe tratar de cobijar a su grupo, no dejarlo en evidencia.

Pasto sigue en carrera y su opción de llegar a la final sigue más que viva, más allá de la derrota en Bogotá: ha sido la sorpresa del torneo y se ha hecho muy fuerte cuando nadie apostaba mucho por ellos. Esa es su fortaleza y sus deseos están cimentados en esa premisa porque todos se la han jugado por un objetivo. De ahí lo llamativo de las palabras de García, porque no puede haber declaración más divisoria que esa dentro de un plantel. Y más irrespetuosa.

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

nicolas samper