Feos FC

Merecido homenaje a futbolistas de condición estética poco favorable, pero con éxito amoroso.

Nicolás Samper, columnista invitado.

Foto: Archivo Particular

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
23 de agosto 2022 , 06:35 p. m.

La frase hace llorar de risa y también hace llorar de tristeza porque encierra todo un concepto: “Soy más feo que el hambre”. El dueño de semejante sentencia es Giorgio Chiellini, zaguero central que es mito de Juventus y que hoy se toma un pequeño sabático en las canchas de la MLS.

Lanzó sin miedo esta figura cuando le preguntaron el porqué de su éxito con las mujeres y añadía que, sin lugar a dudas, el haber sido jugador, y fuera de eso un tipo sumamente carismático y exitoso en su profesión le ayudó bastante al levante que, en otras circunstancias y contextos, habría sido poco más que una utopía.

No fue el único feo de ese gigantesco equipo mundial: somos muchos los que nos ha tocado, literalmente, sentarnos en el banco de suplentes a la espera de algunos minutos en cancha para saber que lo nuestro nunca estará basado en una condición estética favorable -la genética es así, tan cruel como la frase de Chiellini- como para llamar la atención. Y he ahí el gran inconveniente porque en este multitudinario club del que hacemos parte los poco favorecidos físicamente, son contados aquellos que, a partir de su talento en campo, pudieron ser los ‘tumbalocas’ del paseo. Así que las conquistas de Chiellini, por ejemplo, no resultan ser un motivo de envidia, sino más bien todo lo contrario: vale la pena aplaudirlo un rato y brindar a lo lejos por esos triunfos que al resto nos costaron muchísimo más.

Como Héctor ‘Chirola’ Yazalde. Un jugador magnífico surgido de Fiorito -un barrio bravo pero que evidentemente cuenta con una especie de halo para los elegidos con la pelota- y que de a poco se fue colando en el fútbol, primero en el club Piraña -nunca un mejor homenaje si se habla del físico- y que luego se transformaría en una de las maravillas futbolísticas de su país, vistiendo los colores de Independiente. Allí se le abrió verdaderamente el arco porque alcanzó sitios que nunca se hubiera imaginado, como aquella vez que en el Lido de París fue homenajeado por vedettes y grandes artistas por cuenta de su estupenda racha goleadora que lo transformó en Bota de Oro en Europa.

En esos encuentros con tenedores de plata y caras lindas, la de ‘Chirola’ se encontró con la de María do Camo Ressureicao de Deus, una de las más despampanantes modelos de la época en Europa. Y ella vio en él la belleza que nadie nunca, porque solamente se podía hablar de generosidad en estética con sus grandes ejecuciones futbolísticas. Pues Carmen se enamoró de él y estuvo a su lado -no como una botinera, ni mucho menos, que hay casos por supuesto, pero este no aplica- hasta la muerte de Yazalde de cirrosis a los 51 años. Y lo siguió amando como nadie nunca en la vida.

Concluyo este sentido homenaje a mis coequiperos, que tuvieron que luchar un poco menos que nosotros, mortales y fuera de eso feos, con una frase que también vale la pena incrustarla en oro: la dijo Claudio ‘Turco’ García, explosivo atacante de Vélez, Racing, Colón, Huracán y que tuvo una pasantía por Francia. Comentó al ser interrogado por sus permanentes coqueteos con la noche: “Si no hubiera sido futbolista, sería virgen”.

Síguenos en nuestras redes
Comentar
Guardar

Recomendados

  • Premier League
  • Champions League
  • Liga de España
boton left
boton right