Mbappé y Haaland imponen otro orden mundial: ¿estrellas, a jubilación?

Mbappé y Haaland imponen otro orden mundial: ¿estrellas, a jubilación?

PSG, Real Madrid y Liverpool luchan por el francés, mientras el noruego se roba elogios.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Mbappé

Kylian Mbappé, futbolista del PSG.

Foto: EFE

18 de febrero 2021 , 06:09 a. m.

Un triplete a FC Barcelona, por muy floja que sea su actualidad, es una consagración. Da la opción de mirar a la cara a los gigantes y, en el caso de Kylian Mbappé, de controlar de cabo a rabo su futuro, sin presiones de nadie y sin urgencias. Es una sensación parecida a la de Erling Haaland, tras su exhibición en Borussia Dortmund: ¡bienvenidos al futuro!

Mbappé respondió de sobra a quienes se preguntaban en Francia si era una sombra de Neymar Jr. o un jugador sobre el que se pueda edificar un proyecto a futuro. Tiene 22 años, es campeón mundial, es el más caro del mundo hoy, su capacidad técnica es digna de un fenómeno. Si no es él, no es nadie.

Lo bueno es que desde los 17 años, cuando despuntaba en el Mónaco, y horas después de una exhibición rutilante en el Camp Nou y ante el mismísimo Lionel Messi, mantiene la cabeza exactamente en el lugar que es: "sería absurdo tomar una decisión por un partido, mi decisión sobre renovar el contrato es una reflexión a largo plazo, no depende solo de un partido", afirmó, con la pelota del triplete todavía bajo el brazo.

Así, mientras otros pierden la cabeza por él, su tarea es revisar el teléfono cada tanto y escuchar ofertas, que pueden pasar por la renovación con PSG o por el inicio de un proyecto nuevo que se construya sobre sus hombros. Ya fue suficiente de compartir con Neymar Jr. el camerino, de escuchar que él hace diferencia... ¿acaso no vieron el partido del martes?

Las opciones hoy van así: PSG lleva meses de contactos con él y con su padre y agente, con ofertas de todo tipo que no han llegado a cristalizarse. Le ofrecen mejora salarial pero hablan de otros nombres y ese ruido no le emociona.
Pero es que la situación del club es difícil: lo tienen atado hasta 2022 y no parece que haya ninguna razón para dejarlo ir por un veterano como Messi, dueño de todos los récords pero en el final de su carrera.

Lo ideal sería juntar a Messi, Mbappé y Neymar, pero es irreal en términos financieros, por eso hay que renovar a cualquier precio al más joven, aunque eso implique perderse el fútbol y el mercadeo del segundo... Ahora, que si el chico no se queda, entonces el camino estará libre para el argentino...

Otra es la cuenta de Real Madrid. Y tiene que ver con el otro fenómeno, Haaland (20 años), el hombre del Dortmund que anotó doblete contra Sevilla en Champions y que hace rato elevó hasta la nubes su cotización. Decidió, como Mbappé en su momento, quedarse en un entorno seguro como el alemán para después, tras exhibiciones europeas, tener 'la sartén por el mango' para decidir el futuro.


El equipo 'merengue' se debate entre estos dos, los futbolistas más valiosos del mundo, con el PSG como gran obstáculo. Hay que decir que con Mbappé, la realidad es que una exhibición como la del Camp Nou no le ayuda a la causa blanca, pues la idea es que se acerquen más a Messi y le dejen la puerta abierta al más joven: "nunca ha estado tan lejos Mbappé del Madrid como ahora", dijo, con razón, Jorge Valdano.

Y es que si lo quisiera, a toda costa, como en los años de los 'galácticos', tendría que desembolsar cerca de 200 millones de euros a PSG y además ponerle la ficha más cara de la plantilla: 30 millones de euros por temporada. Eso, en días de pandemia, pero también de nuevo estadio, parece una utopía.


Por eso se perfila Haaland, quien ya ha dejado claro que está de paso en el Dortmund y que, como Mbappé, quiere un proyecto que se construya completamente sobre él, como han hecho otros equipos antes con Messi y con Cristiano. Al final, el mensaje de los 'jóvenes maravilla' no es otro que el final del ciclo de aquellos que hoy ya tienen instalada la palabra 'retiro' en el chip. No es que se vayan a ir mañana ni en un año, pero sí que es una realidad que ya no tienen armas para luchar contra el ímpetu, la juventud y el músculo financiero de los Mbappé y los Haaland y todos los otros que les siguen, quienes con su acné juvenil y su endemoniada e inagotable energía, empujan para hacer el relevo generacional cuanto antes. La vida, que a la fuerza les abre camino a los más fuertes sobre los agotados veteranos, en todo su esplendor... 

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • LIGA FRANCESA
  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA
  • BUNDESLIGA