Zidane y su cambio de discurso sobre James: la novela del Real Madrid

Zidane y su cambio de discurso sobre James: la novela del Real Madrid

El colombiano ahora apunta a quedarse en el merengue, más por necesidad que por convicción del DT.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Zidane y James en Real Madrid

El entrenador merengue pasó de despreciar al colombiano a, posiblemente, tenerlo en cuenta para la campaña 2019-2020.

Foto: Archivo ETCE

16 de agosto 2019 , 06:09 a.m.

Desde que James Rodríguez terminó su vínculo con el Bayern Múnich, y que el equipo alemán decidiera no hacer uso de la opción de compra luego de dos años de sesión de parte del Real Madrid, empezó un novelón con rumores, supuestas ofertas, y con el que sería el final más inesperado de todos: quedarse en la casa blanca a pesar de que el técnico es Zinedine Zidane.

Y es que el entrenador francés fue el mismo que en 2017 pidió que le dieran salida al colombiano, que le buscaran equipo porque él no lo iba a tener en cuenta para la siguiente campaña. Claro, ‘Zizou’ acababa de ganar su segunda Champions y tenía el respaldo de los títulos para decidir lo que quisiera y que Florentino Pérez le diera gusto a cualquier petición o exigencia.

Pero la vida da muchas vueltas. James tuvo una gran temporada en Alemania, y a su vez Zidane decidió dejar el cargo de técnico en Real Madrid. A la siguiente campaña, la 2018-2019, James tuvo problemas de salud y polémicos cruces con su entrenador, el croata Niko Kovac, que acortaron sus minutos en el equipo alemán y que hicieron que pasara de titular indiscutible a jugador con poca continuidad.

Mientras tanto, el merengue pasaba por una de sus peores campañas de las últimas dos décadas. De Julen Lopetegui, pasó a ser dirigido por Gustavo Solari, para terminar en el regreso de Zidane, quien tenía un pasado inmediato muy glorioso, y que hacían soñar con la mejoría del Madrid. Pero ese renacer, hasta el momento, no ha sido tal. Por el contrario, ‘Zizou’ terminó la campaña muy mal, y en la preparación para la campaña 2019-2020 no le ha ido bien y está perdiendo credibilidad.

En el actual mercado, James sonó para equipos como Arsenal, Manchester United o Juventus. Pero en el último mes los rumores se redujeron al Napoli italiano, conducido por Carlo Ancelotti, y el Atlético de Madrid. Sin embargo, las negociaciones han ido muy lento, y el volante colombiano tuvo que volver al Real Madrid para presentarse ante su entrenador y empezar a hacer trabajos de pretemporada.

Y claro, como era de esperarse, a Zidane le preguntaron por primera vez por James. “No sé si James va a estar en el Madrid la próxima temporada. No estoy en eso ahora. Estoy aquí y con mis jugadores, pensando en lo de aquí”, aseguró Zidane, mostrando poco interés por lo que pudiera pasar por el colombiano, que, gústele o no al DT, es jugador del club merengue.

Los desplantes a James por parte de Zidane continuaron. En otra rueda de prensa, ante el supuesto interés del Atlético por fichar a Rodríguez, el galo quiso hacerse a un lado del tema y demostrar su apatía. “"Es un asunto del club. Es algo entre ellos, los presidentes, no mío", dijo ‘Zizou’, dejando claro que no iba a defender la continuidad de un jugador que es patrimonio del club madridista.

Durante los partidos de preparación de pretemporada, Zidane tuvo que enfrentarse a los malos resultados y a las lesiones de varios jugadores de su plantel, con los que pensaba contar para esta campaña y así poder prescindir de James.

Ante las adversidades, y, según la prensa española, la presión de Florentino Pérez, sumada a la pérdida de credibilidad de este nuevo proceso, Zidane ha cambiado su discurso. Primero dijo que “James es jugador del equipo. Está inscrito. Puede pasar cualquier cosa, pero yo como entrenador debo contar con todos los jugadores disponibles”, abriéndole la puerta de permanencia al colombiano.

Así, este fin de semana la Liga de España y James podría ser tenido en cuenta por Zidane. ¿Por convicción o por necesidad? No se sabe. Lo cierto es que el futuro de James no es claro: puede irse todavía, pues la ventana de fichajes no se ha cerrado; o puede quedarse y atenerse a que Zidane repita el desprecio de hace unos años, condenándolo a la suplencia y prefiriendo a otros jugadores, incluso canteranos, por encima del talentoso volante colombiano.

COMENTAR
GUARDAR