Los sospechosos de siempre en FC Barcelona: ¿son culpables? ¿se irán?
Apuestas Futbolred

Los sospechosos de siempre en FC Barcelona: ¿son culpables? ¿se irán?

Cinco nombres aparecen en la lista negra de la dolida afición 'culé'.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Gerard Piqué

Gerard Piqué, defensor del Barcelona.

Foto: EFE

En esta noticia

16 de septiembre 2021 , 05:57 a. m.

"Es lo que hay", dicen. Como si eso fuera una respuesta para un equipo grande como FC Barcelona. Y no es que estén mintiendo, al final esta es la cruda realidad del club. Es que suena no a reto sino a resignación, a derrota, a lágrimas de cocodrilo de un puñado de millonarios que no parecen ni siquiera preocupados por la crisis.

En medio del desastre, la gente ha sido sabia: nadie la toma con los más jóvenes, con los que corren y hacen lo que pueden, sino con los veteranos, los sobrevivientes de los años maravillosos que ya llevan años encajando duros golpes de esos que, en otras circunstancias y en otros equipos, ya habrían significado salidas. No pasa en el FC Barcelona, donde, a sabiendas de las limitaciones, lo que hay son renovaciones. ¡Quién lo diría!

En la lista negra de la afición, según el diario Sport, hay nombres ilustres. ¿Desagradecimiento? No, para nada. Les reconocen a algunos el esfuerzo, pero entienden que no es falta de voluntad, es que decididamente ya no dan más.

El primero es el capitán Sergio Busquets. Contra Bayern Múnich en Champions lo arrolló el despliegue y el juego rápido y, aunque tuvo un 93 por ciento de acierto en el pase, no fue para sacar al equipo, como antes, sino puro pase de seguridad, a ningún lado. 

Después está Gerard Piqué. Y ojo que tuvo un 98 por ciento de acierto en el pase, pero quedó nuevamente retratado en toda su lentitud cuando lo sembró Lewandowski en el césped en el 3-0 y antes todos los rápidos y ágiles hombres del club alemán. No es la primera vez que pasa y que se denuncia pero, como dijo él mismo, "es lo que hay". Al menos pone la cara, se ve que le duele lo que pasa, pero ya no ofrece soluciones.

Sigue en el orden Jordi Alba, el que más sufrió el rechazo de la afición. Sufrió como condenado por derecha contra Davies y Sané, perdió siempre en los balones comprometidos y no le salió nada. Se derrumbó, según dicen, en el vestuario. Un tímido remate al arco fue todo su aporte. 

Otro de los capitanes de los que poco quieren saber los hinchas es Jordi Alba, quien venía arrastrando problemas pero forzó para jugar el partido y se notó: no entró con la confianza de siempre, no generó casi nada, y encima se fue a los 74 fundido y lesionado, otra vez, según confirmó el club.

Y finalmente, por supuesto, Ronald Koeman: le criticaron no solo el planteamiento de tres centrales sino especialmente su falta de reacción, su incapacidad de resolver el ataque por las zonas de Sergi Roberto y Jordi Alba y en consecuencia de Eric García y Araujo y la soledad de un Busquets que fue presa fácil de un Nagelsmann que sí vio las fisuras y mandó a sus hombres a romper por ahí. Esa lectura ineficaz y la pobre respuesta tampoco son síntomas nuevos del DT. Pero ahora, que le habrían dado solo tres partidos para recuperarse,  sí que podrían pasarle factura.


SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • LIGA DE ESPAñA
  • COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR
  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA FRANCESA