Revelan las razones reales de Cristiano Ronaldo para irse del Madrid

Revelan las razones reales de Cristiano Ronaldo para irse del Madrid

El escándalo fiscal fue el detonante de un divorcio que pasó por aparente falta de apoyo del club.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Cristiano Ronaldo Juventus

El portugués ha pasado por Sporting de Lisboa, Manchester United, Real Madrid y ahora Juventus.

Foto: AFP

30 de septiembre 2018 , 04:24 p.m.

El adiós de Cristiano Ronaldo es un tema que viene y va, especialmente cuando al equipo 'merengue' no lo acompañan los resultados. ¿Por qué dejó ir a su gran figura, al hombre insignia de su colección de Champions?

El diario español El Mundo revela este fin de semana una serie de conversaciones entre el portugués y su entorno que explicarían cómo fue el proceso de separación del equipo en el que era amo y señor.

Según el diario, el 11 de mayo comenzó a fraguarse la salida del delantero, tras una reunión convocada por él mismo en la casa de su agente, Jorge Mendes. "¿Quién es el responsable de todo eso?", preguntó Cristiano, en referencia al escándalo fiscal en el que Hacienda de España lo acusaba de cuatro delitos.  "¡Doctor, yo le dije que no quería riesgos!", habría dicho, furioso, según la conversación citada por el diario. "El doctor era el abogado Carlos Osorio, hombre de confianza del clan Mendes y responsable de la arquitectura societaria y fiscal de sus futbolistas".

"No tengo estudios. Lo único que he hecho en mi vida es jugar al fútbol, pero no soy tonto y no me fío de nadie. Por eso cuando contrato a un asesor siempre le pago el 30% más de lo que pide, porque no quiero problemas", habría reprochado el portugués.

Según El Mundo, Cristiano tardó meses en aceptar un pacto con Hacienda por el aparente desvío de ingresos por manejo de su imagen que ascendía a 150 millones de euros. "¡Yo nunca dije que no se pagaran impuestos! ¡Quiero saber qué ha pasado! No entiendo nada, los impuestos los pagan los patrocinadores. ¿Por qué me acusan a mí?", habría sido la reacción de CR7. Su entorno no lograba explicarle que las marcas asumían los impuestos pero no el club.

"Cristiano esperaba, además, otra cosa, y era que el Madrid lo compensara en la subida de su contrato con los pagos que había realizado y realizaría a Hacienda. Sabía que el Barça lo haría de un modo encubierto con Messi, al renovar su contrato", revela el medio español, que asegura que se intentó usar una cláusula del contrato para obligar a Florentino Pérez a ser solidario, lo cual nunca ocurrió.


La tensión era tal que el entonces entrenador del Madrid, Zinedine Zidane, habría tratado de mediar entre el directivo y el delantero: "Resolved lo de Cristiano como sea, porque no habla de otra cosa en el vestuario, es insoportable", cita El Mundo.

Pasaron dos meses entre aquella reunión en casa de Mendes y los sucesos posteriores, una Champions incluida, hasta la separación definitiva del portugués del Real Madrid: "Siempre me ponen por detrás de Di Stéfano. Ya no sé qué más tengo que hacer", se quejaba.

Y si a la hora de compararse -lo que para él es inevitable- veía que Messi renovaba por el doble que él y Neymar superaba por mucho sus ingresos en PSG, más incómodo se sentía: "Es una falta de respeto que yo, el Balón de Oro, gane menos que Messi y Neymar. No es dinero, es estatus, respeto", decía.

Real Madrid le hizo una última oferta a él y una al Manchester United: Cristiano pasaría de 21 a 25 millones netos al año y sólo tendría los 30 que pedía por la vía de las variables. La negativa fue inmediata. Y a los ingleses, Florentino les habría dicho: "vengan con 100 millones y será suyo". A Mendes le habrían ofrecido del PSG una riesgosa operación que obligaba a esperar al último día del mercado y el Milán habría puesto 150 millones de euros sobre la mesa, pero Cristiano sólo veía opción de revancha en Juventus, equipo que finalmente hizo el esfuerzo de tenerlo.

Alta traición fue todo para el portugués, que al salir del Madrid dio un portazo y se fijó la venganza no contra el club sino contra su presidente. El final de la novela aún está por escribirse...

COMENTAR
GUARDAR