Pereira cayó 1-2 con Chicó y complicó su camino para llegar a la final

Pereira cayó 1-2 con Chicó y complicó su camino para llegar a la final

‘Ajedrezados’ y ‘matecañas’ suman 12 puntos, pero los de Tunja tienen mejor diferencia de gol.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Boyacá Chicó - Pereira

El equipo boyacense se impuso en una plaza difícil.

Foto: Tomada de Twitter: @bchicofcoficial

30 de mayo 2019 , 09:50 p.m.

De nuevo Deportivo Pereira tuvo un traspié en los momentos decisivos del Torneo, con su caída 1 – 2 con Boyacá Chicó cedió el liderato en el grupo B y complicó sus aspiraciones de alcanzar un cupo en la gran final. Por su parte, los de Tunja demostraron toda su experiencia y jerarquía para sacar el partido adelante y ahora ocupan el primer lugar del cuadrangular con 12 unidades y con la opción de depender de sí mismos en la última jornada para soñar con el ascenso.

Partido que empezó con la sorpresiva actitud ofensiva de los ‘ajedrezados’, quienes no se dejaron amedrentar por un Hernán Ramírez Villegas lleno de aficionados ‘matecañas’. Apoyados en una efectiva presión en el mediocampo y en la velocidad de sus delanteros, lograron alcanzar la ventaja con el tanto de Mateo Palacios (18 PT), quien hizo justicia a la labor hecha por los dirigidos por Jhon Jaime Gómez.

Duro golpe a la moral de un Pereira que venía motivado, pero que lucía confundido ya que el esquema de su rival no le dio espacios para desarrollar su fútbol y, menos, para generar muchas opciones de gol. De todas formas, la pelota quieta le dio una mano y Jairo Molina (24 PT), con gran cabezazo, recuperó el empate en el marcador. Pero Chicó no perdió los papeles y continuó apegado a su libreto, decisión que le permitió verse beneficiado por una pena máxima, que fue bien ejecutada por Luis Páez (44 ST), antes de ir al descanso.

Para la etapa complementaria una fuerte lluvia cayó sobre el terreno de juego y esto complicó el buen tránsito de la pelota, el partido bajó en ritmo debido a las continuas faltas cometidas por la defensa visitante en su propósito de frenar la arremetida ‘matecaña’. El juego aéreo fue una de las armas más usadas como alternativa para superar el férreo cerco de los boyacenses.

El partido transcurría con normalidad hasta que el árbitro tomó la polémica decisión de expulsar al portero del ‘ajedrezado’ Sebastián Arango por supuesta pérdida deliberada de tiempo, aspecto que calentó los ánimos en el duelo. Con 10 hombres, Chicó no tuvo más fórmula que aguantar en su terreno los bombardeos de un Pereira que no contó con la contundencia para recuperar el empate.

En el otro juego del cuadrangular B, Llaneros y Deportes Quindío empataron 1 – 1 en un duelo que se disputó en el estadio Manuel Calle Lombana y que sirvió para que los equipos sumaran en la tabla de la reclasificación. Andrés Carabalí (12 PT) le dio la ventaja a los de Villavicencio, pero la ilusión de ganar su primer encuentro en estas finales se desvaneció con el tanto de Danny Santoya (41 ST). Un resultado que dejó ver la floja campaña de ambos en esta parte del Torneo.

Por: Cesar Dussán
Corresponsal Futbolred

COMENTAR
GUARDAR