"Juego por mis condiciones, no por ser hijo de directivo", Diego Basto

"Juego por mis condiciones, no por ser hijo de directivo", Diego Basto

El mediocampista de América hace oídos sordos a los señalamientos por su participación en el equipo.

Diego Basto, volante del América de Cali.

Diego Basto, volante del América de Cali.

Foto: Archivo particular

15 de julio 2015 , 03:24 p.m.

"Mi papá llegó al América por mí, no al revés", aseguró Diego Armando Basto, volante de América y quien tras pasar por Expresó Rojo, Santa Fe y Dépor encontró un lugar en los 'diablos rojos'. Cuando fue adversario, los hinchas le reconocían su fútbol. Ahora, vestido como 'escarlata', dudan de sus condiciones.

"Yo sabía lo que se venía desde que mi papá (Armando Basto) se unía al América. Los ataques y señalamientos. Pero, la verdad hago parte de un equipo y me gané un lugar por mi trabajo, por eso hago oídos sordos a las críticas. Primero, porque los que critican no me conocen; segundo, porque me defiendo con mi trabajo", sostuvo Basto en diálogo con FUTBOLRED.

A sus 27 años (13 de abril de 1988) Diego Armando logró la confianza del cuerpo técnico de América y hace parte de los titulares que comenzaron el campeonato de ascenso en el segundo semestre. Allí no tuvo nada qué ver su padre, según el volante, todo es por su entrega.

"Terminé jugando el semestre pasado y tengo la fortuna de comenzar compitiendo en este. Pero, la pretemporada fue dura y llegaron muy buenos jugadores, así que estamos rindiendo lo mejor posible, porque un error o un bajón y seguro se pierde la titular. Uno no puede vivir protegido en el fútbol porque todo se ve en la cancha", apuntó.

Sobre la relación con su padre, el mediocampista bogotano no dudó en decir qué lo exige al máximo y lo presiona para que rinda porque quiere lo mejor para él. También para el equipo. De paso, se limpia cualquier duda que pueda rondar en el entorno americano.

Para Basto: "Algo que tengo claro es que mi papá desea que América ascienda con o sin su hijo en la cancha; él quiere lo mejor para mí, pero también para el equipo. Por eso cuando hablamos de fútbol terminamos distantes porque cada uno busca tener la razón. Él defiende su punto de vista (directivo) y yo el mío (jugador)".

También recalcó: "Mi padre es el que llega a América porque le hablo del club. Ya era jugador del equipo y le compartí la situación de los acreedores y las acciones, entonces él decide invertir. Pero, no sé mucho más del tema porque esos son sus negocios. Lo mío es el fútbol y me preocupo por competir y aportar para el ascenso del equipo".

Finalmente, Basto se siente satisfecho por el reconocimiento que está logrando de algunos hinchas, quienes le aplaudieron cuando fue sustituido en el choque del fin de semana frente a Bogotá.

"Me sentí bien, la gente fue muy cálida y me despidió con cariño, al final del partido todo el equipo recibió el reconocimiento, eso te llena y te compromete más. Pero, soy consciente que por mi situación debo dar examen en todos los partidos. Un error mío será magnificado y relacionado con mi padre de inmediato", concluyó Diego Armando.

Steven López Niño
Corresponsal Futbolred.com
Cali
En Twitter: @lopidelagente

COMENTAR
GUARDAR