Comesaña, con la medida perfecta para dirigir Junior: llega Julio X

El estratega iniciará su décimo ciclo con el tiburón de sus amores.

Julio Comesaña

Julio Comesaña.

Foto: Archivo ETCE

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
12 de septiembre 2022 , 06:08 a. m.

Hablar de Julio Comesaña es remitirse inmediatamente a Junior. Desde que llegó a Colombia, como jugador, el uruguayo ha estado apegado al cuadro barranquillero, pese a estar ligado a otros clubes como Medellín o Millonarios.

Su corazón pertenece a ‘curramba’, no es casualidad que sus mejores momentos, como estratega, se vinculen a la historia del tiburón. Salió Juan Cruz Real y de una, el llamado para Comesaña, a calmar las aguas, en un barco que no anda nada bien, pese a tener una nómina llena de talento.

Él mismo lo ha aceptado, tiene una ‘espalda’ fuerte para dirigirlo. Ha pasado los momentos difíciles, salir a las patadas del estadio, insultado y demás. En contraste, también ha probado la gloria con el Junior. Carácter, temple y trabajo fueron las claves para ganarse el corazón de los barranquilleros.
Con este nuevo nombramiento, iniciará su décima etapa al frente del cuadro tiburón, llegando como el salvador esperado. No es la primera vez que toma al equipo bajo una situación adversa, con un desenlace lleno de gloria y el recuerdo de los aficionados.

Comesaña, como jugador y entrenador sabe de la obligación que hay en Junior. Al mando del banquillo, tuvo su primer paso en 1991, disputando 52 compromisos, desde la línea. Paso corto por el Medellín y en 1992 regresó, en uno de los ciclos más recordados, por la estrella de 1993 y la participación en la Copa Libertadores de 1994, donde llegaron hasta las semifinales, siendo eliminados por Vélez Sarsfield; en esa etapa, dirigió 168 partidos.

Volvió en 1997, donde no le fue muy bien, pues quedó séptimo en el campeonato, por fuera del cuadrangular final. 2002 quedará como el peor momento de Comesaña, ni en el apertura y clausura logró clasificar a los cuadrangulares.

En 2008 regresó como salvador, en un momento donde Junior estuvo cerca del descenso, evitando la debacle del club, pues terminó en esa tabla en la casilla 15, solo con cinco unidades más que Envigado, que estuvo en zona de promoción para ese año. Además, en el primer semestre del 2009, quedó subcampeón.

Para el 2014 tomó al club, en su sexta etapa y llevó a Junior hasta la final de ese semestre contra Nacional, perdiendo el título en Medellín. 2017 fue de ensueño, retomando las riendas del tiburón y llevándolo al título de Copa en ese año y a las semifinales de Sudamericana, pese a esto, el uruguayo volvió a partir.

Un adiós que no duró mucho, pues en abril del 2018 ya estaba de regreso al Metropolitano. Consiguió la estrella de final de año, venciendo al Medellín en el Atanasio y el subtítulo de Copa Sudamericana. Volvió a irse a inicios del 2019, rumbo a Colón de Argentina.

Su noveno ciclo en Junior y el más reciente, también llena de felicidad al hincha de Junior. Con la salida de Luis Fernando Suárez, llegó para conducir al tiburón al bicampeonato, además, el subtítulo del segundo semestre de Liga. Para el 2020, en medio de la pandemia, conquistó la Superliga contra América, abandonando el cargo días después.

En total, ha dirigido 603 partidos con Junior, ganando 266 ocasiones, empatando 161 y perdiendo en 176 oportunidades.

Dos años separaron a Junior y Comesaña, para iniciar la décima etapa, en búsqueda de la décima estrella, ubicándose en la décima casilla de la Liga BetPlay. Junior y Julio parecen ser unidos por el destino. Será esperar si hay una decimoprimera ocasión o si esta alianza continua y perdura, por muchos años.

Síguenos en nuestras redes
Comentar
Guardar

Recomendados

  • Premier League
  • Champions League
  • Liga de España
boton left
boton right