Club indio tiene en grave lío a Henríquez: ¡se expone a no jugar más!
Apuestas Futbolred

Club indio tiene en grave lío a Henríquez: ¡se expone a no jugar más!

La FIFA ya lo condenó a una millonaria multa pero su apelación busca que pueda seguir jugando.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Oswaldo Henríquez

Oswaldo Henríquez

Foto: Tomado de Instagram personal

26 de octubre 2021 , 12:20 p. m.

Oswaldo Henríquez es un nombre muy familiar en Colombia y especialmente en Millonarios, con el que fue campeón de Liga (2012) y Copa (2011). Un defensor fuerte y seguro, que fue a Brasil por tras años (jugó en Sport Recife y Vasco da Gama y logró dos títulos) pero que ahora está metido en un lío que amenaza su futuro deportivo.

El caso se remonta al 14 de junio de 2020, cuando el zaguero firmó un contrato con el club indio Kerala Blasters FC, el que iba del Primero de septiembre de 2020 al 31 de mayo de 2021, el cual tenía una cláusula, "un derecho unilateral de renovar por 1 (un) año", siempre que lo notificara antes de la fecha de terminación del vínculo. Hasta ahí, todo correcto.

El problema es que nunca llegó, que el 23 de julio de 2020 envió un aviso de rescisión al club alegando razones "de fuerza mayor" relacionadas con la pandemia y que además el 10 de agosto de 2020 firmó contrato con el club israelí Bnei Sakhnin FC, con vigencia hasta el 31 de mayo de 2021, la misma fecha en la que, en teoría, terminaba su contrato en la India.

La molestia del Kerala Blasters fue tan grande que lo demandó ante la FIFA, entidad que, el pasado Primero de junio, le dio la razón y condenó a Henríquez a pagar una millonaria multa de USD 120.100 "como compensación por incumplimiento de contrato más 5% de interés anual, a partir del 8 de septiembre 2020 hasta la fecha de pago efectivo", según reza el fallo de la entidad. Vale decir que el club israelí Bnei Sakhnin FC fue considerado "solidariamente responsable del pago", aunque este se defendió asegurando que también fue víctima pues su vínculo era con un jugador que alegó estar sin contrato. Menudo lío.

La advertencia de la FIFA es clara y establece que se pague la indemnización en 45 días, o el futbolista no solo se expone a que la cantidad siga en aumento sino a un mal mayor: la imposibilidad de jugar al fútbol por un término de seis meses, que podrían prolongarse si no paga.

¿Qué alega Henríquez?

Básicamente, el jugador apela a motivos de "fuerza mayor" para no presentarse al club de India, que estaban especificados en su contrato, teniendo en cuenta que ya el mundo se enfrentaba a la pandemia del coronavirus covid-19. Se definía como "un evento o circunstancia que está más allá del control razonable o previsión de una Parte y que hace imposible el cumplimiento de sus obligaciones".

Sin embargo, el Kerala Blasters consideró que no había lugar a temores pues tenía todas las garantías sanitarias, la ciudad donde se radicaría el jugador era una de las menos golpeadas por el virus y las condiciones de salubridad prácticamente no se modificaron desde la firma del contrato hasta el momento en que el jugador decidió no cumplirlo. Esos argumentos fueron los que la FIFA tuvo en cuenta para fallar en contra del colombiano.

La decisión fue apelada el pasado 30 de junio, y entre los argumentos se adjuntaron pruebas del aumento exponencial de víctimas a causa el covid en India (pasaron de 1.152 en abril a 6.164 en mayo), lo que hizo que el jugador temiera por su familia y decidiera no viajar al país.

Pero no fue la única razón. El abogado Andrés Charria explicó que el futbolista sencillamente no podía desplazarse a India o a ningún otro sitio para cumplir el contrato: "El 14 de marzo se inicia una cuarentena prolongada en
Colombia. Los decretos 439, 457, 531, 593, 636, 689, 749, 878, 990 y 1076 de 2020 mantuvieron vigente entre marzo y septiembre la suspensión del transporte aéreo de pasajeros a nivel nacional e internacional", dijo en la apelación.

Según su argumentación, Henríquez intentó por todos los medios llegar a un acuerdo, atendiendo entre otras cosas a las instrucciones de la propia FIFA para resolver este tipo de conflictos entre jugadores y clubes en medio de las atípicas condiciones de la pandemia, pero el equipo indio simplemente no quiso negociar.

Al final se fueron sumando obstáculos que resultaron imposibles de superar: "el cumplimiento del objeto del contrato por parte del jugador fue imposible, no se podía salir de la ciudad de Santa Marta, no había vuelos internacionales en Colombia, la situación mundial era de total incertidumbre. No había campeonato, no había posibilidad, por parte del jugador de llegar a la ciudad donde se debía desarrollar el contrato. Para el jugador la situación era desesperada; no recibía dinero alguno a pesar de haber firmado contrato de trabajo, el club indio no envió pasajes ni lugar donde habitar en la ciudad sede del equipo... Tampoco fue inscrito pues no se solicitó el CTI, así que si hubiera viajado no habría jugado porque no estaba inscrito", concluyó Charria.

Fue así como terminó en el Bnei Sakhnin FC, con el que jugó seis partidos, antes de regresar al país para jugar 2 compromisos con Deportivo Pasto y 11 con Rionegro Águilas, su actual club.

Ahora su realidad es compleja, pues espera a una respuesta a su apelación, en la que pide no solo que se levante la multa impuesta por la FIFA sino que se condene al Kerala Blasters por incumplir el contrato (por el no envío de los tiquetes) y además exige el pago del total del salario no cancelado y de los costos del proceso, mientras se expone a una dura realidad: verse imposibilitado para seguir jugando a sus 32 años de edad y con el riesgo de un nuevo pleito en Colombia. Su único camino ahora son los abogados.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA
  • SERIE A
  • BUNDESLIGA