El buen proceso de Equidad: un 2018 con brillo y torneo internacional

El buen proceso de Equidad: un 2018 con brillo y torneo internacional

El equipo bogotano clasificó a cuartos en Liga II pero cambia de DT para Copa Sudamericana.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
La Equidad

Los capitalinos fueron terceros de la tabla de posiciones.

Foto: Carlos Ortega/CEET

29 de diciembre 2018 , 10:34 a.m.

La Equidad termina el 2018 con al satisfacción de haber confiado en su proceso y el premio de volver a un torneo internacional. Aquí, su resumen:

La campaña de La Equidad

En el primer semestre no logró clasificar a la segunda fase (terminó en el puesto 11), cerró el torneo con 25 puntos, producto de 6 triunfos, 7 empates y 6 derrotas. Sin embargo, para el segundo torneo confirmó que valía la pena la paciencia y se clasificó tercero en la ronda todos contra todos, con 36 puntos producto de 11 victorias, 3 empates y 5 victorias. De hecho fue líder durante casi la mitad de esa primera fase y se recuperó a tiempo de un pequeño bache, para medirse en cuartos de final al Junior, que lo dejó en el camino y luego se coronó campeón.

Virtudes

1. Equilibrio. en la Liga II fue posible disfrutar del trabajo del cuerpo técnico, al mando de Luis Fernando Suárez. La solidez defensiva se conjugó con una mejoría en la tarea de ataque y así el equipo se clasificó tercero a la segunda ronda de la Liga, lo que le valió la clasificación a la Copa Sudamericana.

2. Mejoría en ataque.
El equipo mantuvo su orden defensivo, pero esta vez aportó potencia: pasó de hacer 18 goles en el primer semestre a 24 en el segundo. Encontró los goles de Peralta y supo defenderlos.

3. Resiliencia. Ocurrió que La Equidad tuvo en la Liga II su mejor arranque de temporada, que pasó 7 fechas invicto y que su arquero parecía imbatible. Era líder sólido en la primera mitad del campeonato pero vino un bache que llegó a amenazar la clasificación a cuartos de final. Muchos desconfiaron pero el equipo supo reponerse, entendió sus fallas y se mantuvo en la parte alta de la tabla.

4. Ambición. Lo que nunca perdió el equipo fueron sus ganas de estar siempre compitiendo a un nivel alto para pelear el título y volver a una competencia internacional. Lo primero no se logró (se atravesó el campeón, Junior) pero en lo segundo se cumplió la meta: se enfrentará a Independiente de Paraguay.

Defectos

1. Presión. El equipo de Suárez no tomó bien la presión que suponía la buena racha y el liderato y tuvo un bache sobre el final de la Liga. El trabajo mental fue la clave, pero el riesgo fue alto.

2. Lesiones. Parte de la razón del bache fueron los problemas físicos de los jugadores, especialmente las lesiones graves de Andrés Correa (Tendón de Aquiles) y Brayner de Alba (lesión multiligamentaria del tobillo derecho). Eran dos hombres vitales en el equilibrio y la generación de juego.

3. Fondo físico. El equipo acusó cansancio en la parte final del torneo y especialmente en la llave con Junior por cuartos de final. La nómina no fue nunca tan amplia como para aguantar dos torneos.

4. Bache costoso. Si bien La Equidad clasificó a Copa Sudamericana y ese mérito se verá reflejado en las cuentas de equipo, la realidad es que la gran meta era el cupo a Copa Libertadores por la vía de la Copa Colombia. La sorpresa la dio Leones, que lo dejó fuera de competencia en cuartos de final.

Desafíos

1. Lo primero es la participación en la Copa Suramericana: el rival en esta primera instancia no es Independiente de Argentina sino de Paraguay, lo que debería ser una motivación para superar esa primera fase y aspirar a algo mejor.

2. Será clave no desmantelar el proceso ahora que Luis Fernando Suárez ha dejado de ser el entrenador. Equidad mantendrá buena parte de su base y la idea es darle nuevos objetivos para mejorar los cuartos de final de la Liga II.

3. Hay que integra rápido a Carlos Ibargüen (delantero), Jesús González (volante ofensivo) y Cristian Palomeque (volante ofensivo) para que sean auxilio para Peralta: al final de la temporada se notó la falta de otro goleador, alguien que sea alternativa si la media distancia de Motta (y De Alba) fallan.

4. Humberto Sierra, el nuevo entrenador, debe construir sobre lo construido. El trabajo de Suárez y su experiencia no deberían perderse.

Figura
Carlos Peralta
El goleador se reportó en el primer semestre con 7 tantos y explotó en el segundo con 10 anotaciones, que lo tuvieron buena parte del campeonato peleando la punta con Cano (20) y Pérez (17).

Decepción
Luis Alberto Perea
El delantero, de 32 años, llegó para el segundo semestre con la intención de convertirse en un referente, pero solo jugó 5 partidos y no pudo convertirse en una buena alternativa para Peralta.

Revelación
Hansel Zapata
El delantero, de 23 años, terminó al Liga con 19 partidos jugados y dejando buena impresión como apoyo para Peralta. La confianza del técnico Suárez fue clave.

Entrenador

Humberto Sierra, quién fue asistente de Juan Carlos Osorio en la Selección de México y trabajó con Reinaldo Rueda en Atlético Nacional, será el nuevo timonel tras la salida de Luis Fernando Suárez. Su experiencia internacional y sus maestros no tienen discusión, pero a sus 58 años apenas asumirá su primer equipo. Es una apuesta de La Equidad, que suele mantener los procesos, pero los retos son altos. Habrá que ver cómo sale este ensayo.

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

equidad