¿Qué tan 'buen negocio' fue el cambio de técnico en la Liga II 2019?

¿Qué tan 'buen negocio' fue el cambio de técnico en la Liga II 2019?

Solo dos de los equipos que cambiaron de dirección pudieron clasificarse a cuadrangulares.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Entrenadores Liga Aguila

Entrenadores de Liga II 2019

Foto: Archivo

31 de octubre 2019 , 09:30 p.m.

La Liga II 2019 fue un auténtico carrusel para los entrenadores, que sufrieron el rigor de los resultados adversos y lo pagaron con sus cabezas.

En la primera fase, de todos contra todos, salieron de sus cargos 13 entrenadores, unos despedidos y otros por decisión propia.

La constante fue que aquello que tenían un mayor compromiso en el descenso hicieron las apuestas más fuertes, no siempre con buenos resultados.

El caso de Atlético Huila deja claro que probablemente la apuesta no debió ser por el entrenador sino tal vez por una plantilla más competitiva. Luis Fernando 'Chonto' Herrera salió en la fecha 5, de manera sorpresiva pues, aunque tuvo una seguidilla de malos resultados (4), su equipo había dado muestras de mejoría. Con todo, lo reemplazó Dayron Pérez y luego llegó Jorge Luis Bernal en propiedad, un DT con más experiencia, quien tampoco no pudo cambiar el rumbo y se enteró de la manera más exótica de su salida: "El señor presidente Patarroyo, a través de Carlos Mario Hoyos, me envió la razón. Yo no he hablado con él. De todas maneras esto es producto de lo que siempre sucede en el fútbol colombiano que a los técnicos nos dan poco tiempo", dijo el veterano DT.

Una ruta similar usó el Unión Magdalena, que inexplicablemente despidió a Harold Rivera, el técnico del ascenso y de la clasificación a cuadrangulares en Liga I 2019, para darle paso a Pedro Sarmiento, quien arrancó la Liga II pero en 11 fechas nunca le encontró soluciones a la crítica situación. Se fue dejando al equipo en crisis y terminó dirigiendo Carlos Silva, quien quedará en los registros, tal vez con algo de injusticia, como el DT que devolvió al equipo a la Primera B.

No es distinta la situación de Jaguares, que tuvo a Óscar Upegui, quien solo aguantó 8 fechas, volvió a John Bodmer (lo había licenciado en el pasado) y también lo despidió ante la crisis de resultados y terminó la Liga II con Juan Cruz Real, a quien un gran golpe de suerte lo salvó del descenso: se salvó en la fecha 19 porque Unión se condenó al perder contra Bucaramanga, y en la 20 porque el mismo equipo samario perdió contra Once Caldas. El Unión jugó siempre para los intereses de los monterianos...

Otros equipos como Pasto, que no se ubicó ni con la llegada de Octavio Zambrano (Ex DIM); Bucaramanga, que no mejoró con Hernán Torres la situación que dejaron Flavio Torres o Fernando 'Pecoso' Castro y además ya ajusta 10 entrenadores en cuatro años; Envigado, que licenció sorpresivamente a Eduardo Lara, y Patriotas, que finalmente se despidió de Diego Corredor, tampoco hicieron buen negocio al despedir al DT.

Otras experiencias más felices


Sin embargo, no todos los cambios fueron para empeorar la situación, pues dos equipos tuvieron la fortuna de dar el 'timonazo' y mejorar la situación, a tal punto que clasificaron a los cuadrangulares y todavía tienen opción de ser campeones.

El primer y más destacado caso es el de Independiente Santa Fe, el equipo que acogió a Harold Rivera tras su despido de Unión Magdalena y que tomó al equipo en el último lugar, con solo 2 puntos y una racha de 6 juegos sin anotar, producto de una nefasta experiencia con Patricio Camps.  Al final de la ronda todos contra todos sumó 32 puntos con esa misma nómina que no le sirvió al novato argentino y es, para muchos, candidato a ser finalista.

Otro ejemplo feliz es el de Cúcuta Deportivo, que con Guillermo Sanguinetti (quien salió de Santa Fe por malos resultados) encontró el equilibrio y el ambiente de familia que nunca pudo construir el argentino Pablo Garabello. Cúcuta sufrió hasta el último momento pero se clasificó gracias a un triunfo en casa vital contra América (3-1) y un premio al aguante en el cierre, en Barranquilla contra Junior.

Independiente Medellín también cambió a Alexis Mendoza por el paraguayo Aldo Bobadilla, y aunque no pudo clasificarse a cuadrangulares de Liga, sí logró llegar a la final de la Copa Colombia, que disputará con Deportivo Cali y que le daría un cupo directo a Copa Libertadores.

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

liga aguila