Mano dura en América: Estos son los líos que esperan a 'Pecoso' Castro

Mano dura en América: Estos son los líos que esperan a 'Pecoso' Castro

El veterano entrenador garantiza la máxima exigencia física, vigilancia y cero tolerancia al ocio.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Castro Lozada espera llevar al cuadro 'leopardo' a los cuartos de final de campeonato colombiano.

Foto: Guillermo Ossa /ETCE

En esta noticia

26 de agosto 2018 , 10:30 p.m.

El anuncio de la llegada de Fernando ‘Pecoso’ Castro a la dirección técnica supone que América de Cali entra en la onda de la mano dura, de templanza y exigencia a los jugadores de dar lo que hasta ahora no han entregado en beneficio de la institución.

Castro es de los pocos entrenadores del balompié nacional que hace rondas nocturnas a sus dirigidos para verificar que estén en casa y sin distracciones, como lo demanda un club serio que tenga aspiraciones de ganar algo. Además, el DT es de entrenar todos los días a doble jornada -bajo la administración anterior se hacía una sola vez en las mañanas y sólo durante una hora y media.

Las concentraciones antes de los partidos, que permiten tener un control total del grupo, también son una costumbre de 'Pecoso' Castro.

A falta de dos partidos a disputarse este lunes, América está en crisis: ocupa la casilla 15 de la Liga Águila II-2018 con 5 puntos de 18 posibles y un solo gol a favor. Y precisamente Castro es visto por los directivos y afición escarlatas como el salvador que llegue a apaciguar la aguas tormentosas y evite que el barco se hunda, a sabiendas que falta camino por recorrer (13 fechas) y está acostumbrado a dar timonazos seguros en este tipo de circunstancias.



Antes y después de lograr el ascenso los rumores de indisciplina han sido constantes en las huestes rojas. Hernán Torres, Jorge ‘Polilla’ da Silva y el inexperto Pedro Felicio Santos fueron víctimas de quienes acostumbran a ejercer malos liderazgos.

Para mencionar solo un caso, Yámilson Rivera, quien está incapacitado durante seis meses por una delicada lesión, salió del club hace cuatro años señalado por ir en contravía de las normas.

La semana pasada, el lateral izquierdo Pablo Armero fue llamado a descargos y multado por el Comité Ejecutivo después de ausentarse del entrenamiento del lunes festivo 20 de agosto, argumentando que “hubo error de comunicación de parte de la parte directiva, ya que fuimos citados a las 4:00 p.m. y sin previo aviso lo adelantaron para las 8:00 a.m., yo me desconecté desde el domingo y no me enteré”.


Lo cierto es que otros jugadores que llegaron como refuerzos se fueron al banco o ni siquiera son convocados a los partidos, porque hasta el momento no aportan lo que de ellos se espera y también reciben señalamientos de parte de una afición que por ahora se ausentó del Pascual Guerrero y solo va al Parque de las Banderas a expresar su descontento por las incorporaciones y la mala campaña en la Liga.

‘Pecoso’ llegaba este domingo a Cali y el lunes debe firmar su contrato, en el que queda una inquietud después de que América oficializara, a través de su Departamento de Comunicaciones, que el vínculo será hasta junio de 2019.

Castro, en diálogo con Futbolred el pasado viernes, dijo esto sobre el tiempo acordado de palabra: “En un principio me ofrecieron terminar este semestre y el año entrante, serán 16 meses para que eso no quede cojo, ahora empiezo a trabajar y a conocer bien el plantel, cosa que en enero tengamos todo claro, nos quedan estos mesecitos para hacer un buen trabajo y tener una buena base para arrancar el año que viene para saber que las cosas nos salgan bien en una temporada, 16 meses es mucho, Dios quiera. Sobretodo que nos quede el año entrante para conocer bien el plantel hasta diciembre y ya de allí para adelante todo tiene que ser resultados, eso no quiere que de aquí a diciembre sea por conocer no más, no, hay que meterle duro para entrar entre los ocho, buscar cupo a Copa Libertadores y todo lo demás, porque si hay premio el año entrante mirar cómo podemos reforzar el equipo.


De la mano dura que todos le conocemos, el ‘Pecoso’ sentenció desde Manizales: “Esto es de trabajar y tener uno sentido de pertenencia, sentir, vivir, respetar la profesión, cuando es a trabajar es a trabajar, cuando es a beber es a beber, cuando es a bailar es a bailar, pero cuando es a trabajar toda la semana es a trabajar. Toda la vida les dije a mis jugadores hay que respetar al hincha que paga, hay gente que deja de comprar dos libras de arroz, un kilito de carne, para ir con la señora y se ahorra para poder comprar la boleta, y para ir a encontrar un equipo que camine la cancha, que le importe un comino los hinchas y la institución, no, el jugador en la cancha conmigo lo tiene que dejar todo. Yo puedo jugar mal, pero dejo todo en la cancha, hay que respetar la camiseta, sea la que sea, ser profesional y ser honesto”.

¿Será su mano dura la solución en un equipo que futbolísticamente deja muchas dudas? Esa es la gran expectativa, teniendo en cuenta que debe recibir una plantilla -para muchos mal escogida-, a la que no se le pueden hacer más incorporaciones.

Marco Antonio Garcés
Corresponsal Futbolred Cali
En twitter: @marquitosgarces

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • LIGA BETPLAY
  • SELECCIóN COLOMBIA
  • FúTBOL FEMENINO
  • TORNEO BETPLAY