Lo bueno, malo, feo y más de la tercera fecha de cuadrangulares

Lo bueno, malo, feo y más de la tercera fecha de cuadrangulares

Domingo intenso, con goles, remontadas, polémicas y grupos apretados.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Bueno, malo, feo

Seis goles se vieron en los cuatro partidos de la fecha 3.

Foto: ARCHIVO CEET

18 de noviembre 2019 , 06:38 a.m.

La tercera jornada de los cuadrangulares se disputó en su totalidad este domingo: fueron cuatro partidos, uno tras otro desde las 2:30 p.m. y hasta las 10:30 p.m. Ocho horas de fútbol, cuatro partidos, 360 minutos en los que solo se vieron seis goles. Aquí repasamos lo bueno, malo, feo y más de la fecha 3 de los cuadrangulares de la Liga II-2019.

Lo bueno

Las asistencias. Fue emocionante ver estadios con más de 30 mil aficionados, como ocurrió en el clásico vallecaucano en el Pascual Guerrero, donde asistieron 38.861 espectadores. En el Atanasio Girardot ya estamos acostumbrados a ver grandes asistencias, pero una vez más los hinchas del ‘verdolaga’ no decepcionaron y acudieron en un número de 37.399 personas.

Hicieron respetar la casa: en el Grupo B los equipos de casa, América y Santa Fe, hicieron valer esta condición para conseguir tres puntos que los mantienen arriba en la tabla de posiciones y se vislumbran como los llamados a pelear por el cupo a la final.

Figuras destacadas. En Bogotá volvió a marcar diferencia John Jairo Velásquez, quien anotó el gol de la victoria en solo dos minutos de juego. En el clásico vallecaucano vale resaltar el gol de Michael Rangel, el número 11 en la Liga II-2019 que lo deja a dos del máximo artillero Germán Cano. En el juego del Atanasio Girardot, Sebastián Viera por el Junior y Daniel Muñoz, por el Nacional, fueron vitales en el desarrollo del juego.

Lo malo

Pocos goles: sigue bajando producción ofensiva. En esta tercera jornada solo se anotaron seis goles (1,50 por juego), mientras que en la fecha dos se habían anotado 8 (2,00 por partido) y en la primera fecha se convirtieron 17 (4,25).

Los locales del grupo A: ni Nacional, que empató 2-2 con el Junior, ni el Cúcuta, que igualó 0-0 con el Tolima, hicieron valer su condición de locales y cedieron puntos vitales en una serie tan corta como un cuadrangular.

Tolima no aprovechó: al parecer al equipo de Alberto Gamero le costó salir al campo conociendo el resultado entre Nacional y Junior, pues se le vio presionado, con poca intensidad y sin esa claridad para terminar las jugadas y anotar. Se le escapó al cuadro vinotinto y oro la posibilidad de alejarse con cinco puntos de diferencia, en el primer lugar del Grupo A.

El arbitraje de John Ospina: en el partido Santa Fe vs. Alianza Petrolera el árbitro John Ospina fue muy localista, pero el punto más bajo fue cuando dejó de expulsar a Edwin Herrera, amonestado desde el minuto 54 y quien merecía la segunda amarilla, tras una entrada fuerte solo unos minutos después.

El arbitraje de Carlos Betancur: se dejó engañar de Duván Vergara y sancionó un penalti inexistente que significó la victoria del América en el clásico contra el Deportivo Cali.

Sigue en deuda la hinchada del Santa Fe: al Campín fueron 14.658 personas para ver a un equipo que sigue como firme candidato para llegar a la final.

Lo feo

La simulación de Duván Vergara. El jugador del América engañó al árbitro Betancur y logró que le pitara un penalti por una jugada en la que él arrastra su pie hacia el portero Wallens, del Cali, y luego se lanza para consumar su parodia. Ese penalti le significó la victoria al ‘escarlata’ en el clásico.

Los fanfarrones. Muy feo ver las constantes refriegas entre los jugadores del Santa Fe y del Alianza Petrolera, en El Campín. Jugadores pendencieros que trataron de ensuciar el juego a punta de insultos, empujones y miradas provocadoras.

Pelea entre compañeros: se vio feo, feísimo ver la fuerte discusión entre dos jugadores de Alianza Petrolera: al parecer, en una falta que cometió Jeisson Palacios muy cerca del área, el capitán Farid Díaz le reclamó algo a lo que Palacios le respondió con palabras de grueso calibre y hasta un empujón. Los belicosos tuvieron que ser separados por sus compañeros.

La estadística

- Michael Rangel llegó a 11 goles y quedó a dos del máximo artillero de la Liga II, Germán Cano.

- Tolima llegó a 10 fechas invicto en la Liga II-2019: no pierde desde el 29 de septiembre pasado y en esos 10 encuentros totaliza siete victorias y tres empates. El equipo de Gamero también tiene cinco fechas sin perder como visitante (dos triunfos y tres igualdades).

- Santa Fe llegó a nueve fechas invicto como local: no pierde en El Campín desde el 22 de agosto pasado cuando le ganó 1-2 el América. Después consiguió siete victorias y tres empates.

COMENTAR
GUARDAR