¡Contundente cifra! El dato sobre los procesos en el fútbol colombiano

¡Contundente cifra! El dato sobre los procesos en el fútbol colombiano

Durante 2019 un total de 18 técnicos han sido destituidos de sus cargos por uno u otro motivo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Autuori

Paulo Autuori fue destituido antes de concluir el semestre con Nacional. 

Foto: CEET/Guillermo Ossa

15 de agosto 2019 , 11:28 a.m.

Las salidas de Pablo Garabello y Luis Fernando Herrera fueron las últimas dos de la lista de 18 entrenadores que han abandonado su puesto de trabajo en los diferentes clubes del fútbol colombiano por motivos varios. Una cifra bastante alta y que se explica, según cada equipo, desde varios ángulos.

Algunos por desgaste, otros por la urgencia de resultados y unos más por la situación de cada club o diferencias con los dirigentes, lo cierto es que el promedio de técnicos despedidos respecto a la cantidad de fechas disputadas durante los dos semestres del año en Liga, sin contar las fases finales de la edición l-2019 u otras competencias, es de 1.4, o, si lo prefieren y para ser exactos: 1.38.

La cifra resulta bastante alta, casi un técnico por cada jornada del fútbol colombiano en su temporada regular, algo poco visto en otras ligas y que evidencia la falta de procesos que sigue este deporte en nuestro país, algo que, como ya se explicó, viene precedido de razones de una u otra índole.

De los 18 entrenadores despedidos a lo largo de 2019 el que menos duró fue Ever Hugo Almeida, un caso bien particular pues se suponía que con él Águilas de Rionegro apostaba al proceso, pero solo duró del 11 de marzo al 4 de abril de 2019 y se fue sin haber sumado una sola victoria con el club.

Y aunque hubo algunos que se mantuvieron pese a fracasos rotundos en torneos internacionales como los casos de Octavio Zambrano o Paulo Autuori, que no pudieron con la segunda y tercera fase clasificatoria previa a la ronda de grupos de la Copa Libertadores, lo cierto es que las urgencias de sus respectivos equipos (Independiente Medellín y Atlético Nacional), no les permitieron seguir al frente de esos dos clubes por mucho tiempo más, teniendo en cuenta que dirigentes e hinchadas exigían resultados.

Para concluir, hay que anotar que las necesidades de los equipos pueden ser varias, pero más allá de esto, en la Liga colombiana no hay espacio para las pruebas, para los procesos o para los intentos fallidos, pues aunque no está claro si es por el sistema de campeonato, por la estructura del propio fútbol o por la realidad que afronta cada equipo, las fechas pasan y los resultados mandan, así que no hay tiempo que perder. 

¿Cuál será el siguiente DT en caer?

COMENTAR
GUARDAR