Un año para el olvido: Envigado y un rendimiento para olvidar en 2019

Un año para el olvido: Envigado y un rendimiento para olvidar en 2019

Con el 39,1% de rendimiento y zafándose del descenso en las últimas fechas, pasan en deuda el año.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Envigado

Envigado debe mejorar el próximo año. 

Foto: Twitter: @EnvigadoFC

15 de diciembre 2019 , 09:58 a.m.

Si bien Envigado Fútbol Club es un equipo enfocado a su cantera y darles oportunidad a jóvenes jugadores, en los últimos años, los ‘naranjas’ acostumbraron a ser un animador de la Liga. En este 2019, lograron el objetivo de vender jugadores, pero el flojo promedio conseguido los obligará a hacer un mayor esfuerzo en la carrera por mantenerse en la primera división.

Números en naranja, casi en rojo

En general, Envigado disputó 46 partidos en el 2019, 40 en Liga y seis en la Copa. De los encuentros ligueros, ganó 10, empató 17 y perdió 13. Marcó 45 goles y recibió 48, logrando 47 puntos de 120, para obtener el 39,1% de rendimiento. Quedó en el puesto 16 del descenso con 137 puntos, salvándose en las últimas dos fechas de la Liga II-2019.

Mientras que en la Copa el panorama también fue oscuro, disputó seis encuentros, empató cinco y perdió uno, convirtió cinco goles y recibió siete. Quedándose en eliminado en el grupo A, donde enfrentó a Leones de Itagüí, Deportivo Pereira y Jaguares de Córdoba.

Fortalezas


Cantera: Aunque no logró destacar muchos jugadores como en otros años, Envigado logró ubicar a Jefferson Martínez a Millonarios, Neyder Moreno al Atlético Nacional. Finalmente, esa es la finalidad del equipo.

Una identidad de juego: Aunque no lograron los resultados deseados, la base del equipo y la combinación de juventud con experiencia hizo que, por momentos, el equipo encontrara una identidad de juego basado en la ofensiva, usar las bandas y la media distancia.

En casa marcaron diferencia: De los 47 puntos obtenidos en el año, 28 los obtuvo en el Polideportivo Sur, a destacar la obtenida por 4-0 sobre Atlético Nacional el 1° de mayo, que desnudó los errores del equipo ‘verdolaga’.

Debilidades

Los veteranos no fueron claves: La llegada de jugadores como Humberto Mendoza, Francisco Báez, Jairo Palomino, Wilmar Jordán, entre otros, no pesaron en un equipo que no logró el equilibrio.

Poca definición: Marcar tan solo 50 goles en el año, complementa la idea que Envigado no tuvo presencia ofensiva, ni delanteros que aprovecharan las ocasiones de gol generadas.

Mala administración de resultados: Hubo encuentros que Envigado estaba sacando la victoria o el empate y las malas decisiones del equipo dieron al traste con los objetivos de sumar más puntos. El partido contra DIM en el Atanasio es fiel reflejo, cuando iba sacando la igualdad, terminó siendo goleado 4-1.

Yeison Guzmán, la figura naranja

Pretendido por varios clubes en Colombia y en el exterior, el nacido en La Unión, Antioquia es la próxima figura que venderá Envigado. Su habilidad, poder de creación, remate de media distancia y ubicación en la cancha, como media punta o volante llegador, hacen de un jugador muy completo y que supo brillar durante todo el año con los ‘naranjas’.

Carlos Terán, la revelación en la ‘cantera de héroes’

Con sus llamados a la Selección Colombia sub 20 y sub 23, este defensa se fue ganando un lugar en el plantel profesional de Envigado, mostrando carácter, juego aéreo y confianza para complementar la zaga con veteranos de la talla de Jairo Palomino, Humberto Mendoza, entre otros. El proceso de Terán, va lento, pero seguro, buscando ser uno de los mejores centrales del país.

Ernesto Hernández, la decepción

El uruguayo, quien supo brillar en equipos como Deportivo Cali, llegó con la expectativa de sumar experiencia al equipo y brindar la seguridad en el arco que había dejado Jefferson Martínez tras su partida a Millonarios. Se notó bajo de ritmo, no logró complementarse con la zaga y al final le terminó ganando el puesto Santiago Londoño.

Eduardo Lara no supo llegarle a su equipo

Aunque trataron de mantenerlo durante todo el año, los flojos resultados y el peligro del descenso fue latente durante su gestión como entrenador de Envigado Fútbol Club. Intentó una propuesta ofensiva, pero no daba con los intérpretes para ponerlo en práctica. Al final, el interinato del español José Arastey, le dio una ‘bocanada’ de oxígeno a los ‘naranjas’ que alcanzaron a reaccionar para evitar bajar de categoría.

Juan Camilo Álvarez Serrano
Corresponsal FUTBOLRED
Medellín

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

Envigado