Análisis: Cali, con intención de ataque y América hizo poco para ganar

Análisis: Cali, con intención de ataque y América hizo poco para ganar

Análisis del derbi vallecaucano 289 que dejó la victoria 2-1 para el cuadro 'azucarero'. 

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Cali vs. América

Las virtudes del Cali y los defectos del América en el clásico 289.

Foto: JUAN PABLO RUEDA / CEET

21 de noviembre 2019 , 06:19 a.m.

Mientras que el Deportivo Cali cumplió y ganó un partido en el que estaba obligado a conseguir la victoria para revivir en su aspiración de lograr el tiquete a la final por el cuadrangular B, América tuvo en el clásico vallecaucano 289 una de sus presentaciones más deficientes del semestre. No le salió nada a Alexandre Guimaraes, a pesar de que logró el empate parcial en el segundo tiempo en una jugada aislada. 

Los puntos destacados en el Cali de Pusineri

Buen comportamiento defensivo. La presencia del juvenil zaguero central Kevin Moreno al lado de Danny Rosero le ha dado mejor consistencia a la defensa azucarera. Se ve sobrio, como si llevara muchos años en la formación titular. Los laterales, Juan Camilo Angulo y Darwin Andrade, también respondieron en marca y mucho más cuando decidieron acompañar el ataque.

El mediocampo fue vital
. No hay duda que el sector medular es una de las fortalezas del cuadro verdiblanco, algo que se ratificó este miércoles en el clásico. El fútbol de Christian Rivera mejoró, anotando incluso un gol, y el argentino Agustín Palavecino fue el cerebro que necesitaba su equipo para organizar el juego ofensivo, tener cortas sus líneas y aproximarse de forma progresiva a zona de riesgo de Neto Volpi.

Decidido a atacar. Cali sabía que en su estadio, ante su afición, tenía que ganar. Y empezó a marcar diferencia con un gol de camerino que cogió dormida a la defensa rival. Palavecino fue el hombre de las ideas, pero arriba siempre encontró a Juan Ignacio Dinenno en plena disposición de hacerle daño a la defensa roja.

No se desesperó. Cuando Duván Vergara consiguió el empate ese gol podría hacer sido un factor desestabilizador para el local, pero no fue así, siguió muy ordenado en la generación de jugadas colectivas y cuando tuvo la oportunidad logró el tacto de la victoria con Rivera.

Depende de sí mismo. Era vital que el Cali sacara revancha de la derrota del pasado domingo para volver a ubicarse en la parte alta, en igualdad de condiciones con los rojos y sin perderle pisada a Santa Fe, su rival del próximo sábado. Esto para seguir dependiendo de sí mismo y que en El Campín otro triunfo lo dejará muy bien parado.

Los motivos de la derrota del América de Guimaraes:

Defensa permeable. Hace mucho tiempo se ha hablado de las deficiencias del cuarteto posterior rojo. El Cali aprovechó casi todo el partido del sector de Daniel Quiñones para buscar el desequilibrio y lo logró, además de que el argentino Juan Pablo Segovia no estuvo atento a rechazar el balón antes de que le llegara a Juan Ignacio Dinenno para abrir el marcador.

Le pesaron las ausencias de Paz y Carrascal. Ese temor de Guimaraes de no poder contar en el clásico con dos de sus volantes de primera línea se ratificó este miércoles. Los dos jugadores le hicieron muchísima falta al funcionamiento colectivo escarlata, especialmente para contener el trabajo ofensivo del Cali.

Juan Diego Nieva y Pedro Franco fueron superados en ese sector, e incluso el primero abandonó la cancha en el segundo tiempo.
Pobreza ofensiva. Difícil tarea que un equipo que no ataque pueda sacar un buen resultado, y eso fue precisamente lo que mostró América. Si se cuentan las ocasiones en que llegó al área de Johans Wallens no es necesario utilizar los dedos de una mano completa.

Jugadores de aporte muy bajo. Este fue uno de los peores partidos de Matías Pisano, Duván Vergara -a pesar del gol, Yesus Cabrera -que entró a nada- y Michael Rangel no apareció para inquietar a la defensa verdiblanca. Sin esos tres jugadores fundamentales en el colectivo era probable que el visitante saliera con las manos vacías, como efectivamente ocurrió, y ahora está obligado a ir a ganarle a Alianza Petrolera el sábado (7:30 p.m.) en Barrancabermeja.

No se entendió el esquema de Guimaraes. La estrategia montada desde el primer minuto por el técnico brasileño presagiaba un resultado adverso. Juan Diego Nieva, que hace rato no jugaba, y Pedro Franco -improvisado como volante de marca- no tuvo buen suceso, aparte de haber sido el hombre que levantó el balón para el empate parcial.

Ese gol tempranero del tradicional rival no despertó el ímpetu de los jugadores escarlatas, porque incluso la igualdad se consiguió en una acción aislada, con complicidad de Juan Camilo Angulo.


Marco Antonio Garcés
Corresponsal Futbolred Cali
En twitter: @marquitosgarces


COMENTAR
GUARDAR