América de Cali vigila a rivales de Libertadores, durante suspensión

América de Cali vigila a rivales de Libertadores, durante suspensión

El equipo está atento a la actualidad de los equipos brasileños que enfrentará.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Michael Rangel y Matías Pisano - América de Cali

Dos fichas claves en el equipo escarlata.

Foto: Archivo

18 de mayo 2020 , 05:59 a.m.

Brasil es el primer país de Suramérica que inició los entrenamientos de fútbol, particularmente en el sureño estado de Rio Grande do Sul, cuya capital, Porto Alegre, es la sede de dos grandes del continente como Internacional y Gremio, rivales de América de Cali en el Grupo E de la Copa Libertadores.

Los clubes representativos de dicha ciudad llevan ya dos semanas de prácticas, cumpliendo todos los protocolos de bioseguridad, en busca de que los jugadores recuperen la forma física lo más pronto posible y lleguen bien para el momento en que se reanuden las competencias locales, nacionales e internacionales.

De igual forma, los equipos de esa región y la Federación Gaúcha realizaron una reunión virtual en la que se entregó una fecha tentativa para el regreso del campeonato estadual, que podría ser entre mediados de julio y comienzos de agosto.

En cuanto a los rivales del cuadro escarlata en la Libertadores, hace poco se supo que Internacional llegó a un acuerdo con su plantel para rebajar en un 25% los salarios más altos, lo que permitió que en el mercado de pases no tuviera ninguna novedad, al igual que Gremio.

Diego Sigales, periodista de la Radio Colorada, medio oficial del cuadro interista, le dijo a FUTBOLRED que “el Ínter de Portoalegre volvió a las prácticas y fue el primer club en regresar a los entrenamientos, el 5 de mayo, como ocurrió con Gremio, gracias a que la situación en el estado de Rio Grande do Sul no es tan complicada, no tiene tantos casos de covid-19 o muertes como se da en otras partes del país, estos clubes volvieron a prácticas con mayor anticipación. Después otros equipos quisieron volver, como Flamengo, que presentó algunos casos de covid-19 entre jugadores, en Gremio hubo un caso, en Ínter aún no hay registros en ese sentido”.

El comunicador explicó cómo se realizan las diferentes competencias: “El Campeonato Brasileirao se juega generalmente a partir de la parte final de abril o el inicio de mayo, los tres primeros meses se disputan los torneos estaduales, cuando la pandemia llegó con más fuerza, en Brasil se jugaban los torneos estaduales, allí cada estado hizo su reflexión y decidieron parar porque no había seguridad sanitaria para que el fútbol se mantuviera activo. Los equipos pararon en la mitad de marzo, Ínter, por ejemplo, jugó el último partido el 15 de ese mes cuando visitó por el Torneo Gaúcho a Sao José, de Porto Alegre, y lo ganó 4-1, el jueves 12 de marzo había visitado a Gremio por el partido de la segunda fecha de la Copa Libertadores cuando igualaron 0-0 en el Arena, ocho jugadores salieron expulsados en un partido que terminó con una pelea entre los dos equipos”.


Brasil no es ajeno a la situación del fútbol a nivel mundial y son varias las instituciones con inconvenientes financieros: “Esa es la situación actual, pocos equipos se encuentran adelantando sus entrenamientos, muchos tienen dificultades económicas, y arreglan una reducción salarial con jugadores y funcionarios que puedan tener salud financiera y puedan estar vivos en fin de año cuando el fútbol vuelva. El Brasileirao debería haber empezado el 2 de mayo, aún no hay fecha para que empiece esta competición, al final del mes de abril los clubes y la Confederación Brasileña de Fútbol hicieron un encuentro virtual y decidieron que primero en tesis se van a jugar los torneos estaduales o regionales y después las competencias nacionales que ahí está en serio el campeonato brasileño”.

No obstante, el Gobierno brasileño no autorizará la reanudación hasta tanto se hayan apagado las alarmas: “Eso se va a dar solamente si hay seguridad sanitaria para todos los que participan, así que, por ejemplo, algunos estados ya están arreglando cuándo vuelven, la mayoría de ellos no tienen esta condición porque aún enfrentan una pandemia con mucha fuerza. En Rio Grande do Sul, en Porto Alegre, donde vivo, ya hay una casi fecha; la semana pasada los clubes y la Federación Gaúcha de Fútbol hicieron un encuentro virtual y arreglaron para que el fútbol acá vuelva en la segunda mitad de julio o en el inicio del mes de agosto, o sea que esta competencia regional, si los problemas de la pandemia no se agrandan hasta estas fechas, el fútbol en el Río Grande do Sul regresa, después de que se jueguen estos estaduales, que no faltan muchas fechas para jugarse, luego empezarían las competencias nacionales”.

En ese sentido, los adversarios de América de Cali empezaron a recuperar terreno en cuanto a acondicionamiento físico, a la espera de que la Conmebol se pronuncie sobre una eventual fecha de reapertura de la Copa Libertadores: “Tanto Ínter como Gremio, los equipos de Porto Alegre, entrenan desde el 5 de mayo con muchos cuidados, entre ellos que los jugadores no tengan acceso a las áreas internos del club y vestuarios, las prácticas se dan en los campos de juego de las instalaciones de cada club. Ellos llegan con su uniforme del club, se bajan y de allí entrenan directamente en la cancha, obviamente con muchos cuidados e higienización de los aparatos de trabajo físico, y así evitando el contacto vuelven a tener una actividad física de alguna importancia para que no estén debilitados cuando el fútbol se vuelva jugar”.

En el momento de la interrupción del certamen, los dos sumaban 4 puntos, por 3 de América y 0 de Universidad Católica.


Marco Antonio Garcés
Corresponsal Futbolred Cali
En twitter: @marquitosgarces

COMENTAR
GUARDAR