Megan Rapinoe: la goleadora de Estados Unidos que se enfrentó a Trump

Megan Rapinoe: la goleadora de Estados Unidos que se enfrentó a Trump

Capitana, anotadora de goles clave y una gran luchadora por las derechos. Así es esta jugadora. 

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Megan Rapinoe

Rapinoe ha sido una de las jugadoras más destacadas del Mundial de Francia.

Foto: EFE

30 de junio 2019 , 08:15 p.m.

Estados Unidos es una de las grandes candidatas para llevarse el Mundial femenino de Francia 2019 y más allá de jugadoras mediáticas como Alex Morgan, otra de las grandes artífices de esta situación es la capitana Megan Rapinoe, goleadora del certamen junto a Morgan y Ellen White, pero quien ha aparecido en el marcador para definir los últimos dos partidos (octavos y cuartos de final).

Con su pelo corto color rosa, Rapinoe convirtió los tantos de la victoria frente a España en octavos, así como lo hizo contra la difícil Francia en cuartos y, ahora, con la intención de mantener esa racha, se prepara para enfrentar a la complicadísima Inglaterra, que dejó en el camino a Camerún.

Rapinoe juega como extremo y tal como lucha en la cancha, lo hace fuera de ella, manifestándose contra todas esas situaciones de homofobia (es homosexual), sexismo y machismo con las que no está de acuerdo y buscando una sociedad más justa para las mujeres futbolistas, que han demostrado, en Estados Unidos, que generan muchos más ingresos que el fútbol masculino. (Por triunfo los futbolistas de Estados Unidos ganan cerca de 13.000 dólares en bonos, mientras que las mujeres ganan 5.000).

Pero no solo esto, Rapinoe, cuya pareja es la basketbolista Sue Bird, también se convirtió en la primera deportista blanca en apoyar su pie derecho en el césped de juego durante el himno de Estados Unidos, gesto de protesta que posteriormente fue vetado pero en el que manifestaba su apoyo a las protestas iniciadas por el jugador de fútbol americano Colin Kaepernick, quien se manifestó contra la brutalidad policial hacia las comunidades afrodescendientes.

Y aunque esa forma de protesta (arrodillarse) fue negada por las reglas, la futbolista asumió una nueva posición: no cantar el himno de su país en la previa de los partidos. Esto, desencadenó en un cruce de mensajes con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien al ver los hechos aseguró que no estaba de acuerdo en lo que sucedía.

Pero esto no quedó ahí, días después se filtró un video en el que la futbolista aseguraba que “jamás visitaría la p*ta Casa Blanca si ganaban el Mundial, pues además no estaban invitadas”, situación que desencadenó en un cruce de mensajes entre Trump y ella, dándole mayor trascendencia a su lucha.

El presidente estadounidense respondió: “La jugadora de Estados Unidos, Megan Rapinoe, aseguró que no visitaría la j*dida Casa Blanca si ganaban. Otros además de la NBA que ahora se niegan al llamado de sus líderes. Por favor explíquenle que acabo de aprobar la reforma de la justicia penal y que el índice de desempleo de los afrodescendientes está al más bajo nivel en la historia de nuestro país, al igual que sucede con el índice de pobreza”.

Luego prosiguió: “Las ligas y los equipos aman venir a la Casa Blanca, soy un gran fan de las selecciones de nuestro país, pero Megan debería ganar antes de hablar, terminar el trabajo. Además, todavía no hemos invitado a Megan o al equipo, pero ahora lo estoy invitando ganen o pierdan. Megan no debe irrespetar nuestro país, la Casa Blanca o nuestra bandera, especialmente por todo lo que hemos hecho por ella y el equipo. Siéntete orgullosa de la bandera que vistes, lo están haciendo muy bien!”.

Pese a esto, en la previa del partido frente a Francia, Rapinoe se mantuvo en su punto y no cambió de parecer, asegurando que no visitaría la Casa Blanca y aunque no está claro si esto influyó o no en la decisión de quitarle la capitanía, lo cierto es que la cinta la llevó otra experimentada, la mencionada Alex Morgan, quien es casada con un mexicano pero no ha entrado en el debate de las decisiones presidenciales.

Esto no pareció afectar a la atacante, quien anotó los dos goles, festejó la clasificación con sus compañeras y aceptó la invitación de Alexandra Ocasio-Cortez, la mujer más joven elegida en el Congreso de Estados Unidos y quien la invitó a visitar la Congreso.

De momento, Rapinoe se prepara para el difícil partido frente a Inglaterra y lo único claro es que gane o pierda ya dejó una huella importante y la seguirá marcando, para que el fútbol femenino y las causas por las que lucha sigan creciendo y tomando relevancia en la sociedad.

COMENTAR
GUARDAR