Así fue como Maluma dejó el fútbol para ser una estrella musical

Así fue como Maluma dejó el fútbol para ser una estrella musical

El cantante contó detalles de cómo fue esa decisión que cambió para siempre su vida.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Maluma

Maluma es un gran seguidor del fútbol

Foto: Tomada de Twitter

28 de septiembre 2020 , 06:39 p. m.

Juan Luis Londoño, más conocido como Maluma, es una de las caras colombianas más conocidas internacionalmente en la actualidad. El cantante de regaetón dejó el fútbol cuando era  un adolescente para iniciar su carrera musical, aunque guarda en su corazón el amor por el fútbol.

En una entrevista de la revista Bocas, Maluma contó cómo fue ese proceso de dejar su naciente carrera futbolística para dedicarse a cantar.

En su niñez y adolescencia, usted jugó mucho al fútbol. De hecho, pasó por las inferiores de Atlético Nacional y Seguros La Equidad. ¿Qué tan serio llegó a ser ese proyecto?

Muy serio, la verdad es que yo pensé que iba a llegar a ser futbolista profesional. Pasé de jugar la categoría Pony-fútbol, en un equipo que se llamaba “Bolillo” Gómez, a las inferiores de Nacional. Luego pasé a la Sub-14, a la Sub-15 y me fui a jugar a La Equidad, de Alexis García, en Medellín. Ahí pasé dos años. Tuve la oportunidad de hacer un par de viajes a Bogotá, pero, obviamente, jugar en la capital es totalmente diferente, la altura afecta muchísimo. Pero sí. Definitivamente yo sí quería ser jugador profesional.

Juanfer Quintero, que es su amigo, dice que usted estaba para jugar en cualquier equipo en Colombia. Dijo una vez que usted era “un zurdo muy elegante”. Defínase como jugador.

La verdad, sí era muy creativo. Volante de creación o volante por la izquierda o lateral por la izquierda. Era rápido y pensaba rápido. Si yo me hubiera dedicado 'full' al fútbol, puede que sí hubiera llegado a ser profesional.

¿Hubiera desbancado a Juanfer?

No, al ‘mono’ no lo desbanca nadie.

Maluma y Quintero

Maluma y Quintero, amigos desde la infancia.

Foto: Archivo particular

¿Alcanzaron a jugar juntos?

En contra. Cuando él jugaba en Envigado y yo en Nacional, era un dolor de cabeza. Siempre que teníamos que marcar a Juanfer, era imposible. Un jugador demasiado superior.

Entre los entrenamientos del fútbol y los conciertos, ¿cómo hacía usted con el colegio?

Me faltaban dos años para graduarme en mi colegio cuando todo esto se puso serio. En el colegio fueron muy partidarios de que yo persiguiera mi sueño y gracias a ellos me pude graduar. Y a mis amigos del colegio que me ayudaron mucho con los trabajos. Yo llegaba trasnochado a las clases porque había fines de semana que me tocaba jugar, por la noche ir a cantar, al otro día ir a entrenar y luego volver a cantar y el lunes al colegio. Ahí fue donde decidí dejar el fútbol y meterle todo el impulso a mi carrera musical.

No me imagino la cara de su director técnico cuando le dijo que mejor se dedicaba a cantar.

Llegué un día al entrenamiento y le dije al D.T. que yo iba a empezar a cantar reguetón. Casi no me cree. Todos mis parceros del equipo me gozaron, se rieron de mí y yo les dije: “Ok, van a ver que yo voy a cumplir mis sueños y algún día me van a recordar”. Fue la mejor decisión que pude haber tomado.

¿Y cómo fue contarle a su papá, que era el que lo había acompañado desde niño?

Un día me recogió mi papá en un entrenamiento y, cuando estábamos llegando a la casa, le dije: “Viejo, yo no vuelvo a entrenar, yo no vuelvo a jugar fútbol, voy a cantar reguetón”. Y casi se infarta. El hombre la sufrió mucho. Luego, una vez estaba por ahí en una panadería, y en una radio escuchó, en uno de los créditos, que era Maluma. Me llamó llorando y me dijo: “Güevón, no puedo creer, esta vaina era en serio”. Y ahí me dio todo su apoyo. Mi familia en general me ha apoyado en todo lo que yo he querido hacer, absolutamente en todo.

MAURICIO SILVA GUZMÁN
REVISTA BOCAS

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • FUERA DEL FúTBOL
  • COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR
  • CURIOSIDADES DE FúTBOL
  • LIGA BETPLAY