Coraje y Tesón: símbolos de la Selección de amputados de El Salvador

Coraje y Tesón: símbolos de la Selección de amputados de El Salvador

Tres títulos de mundiales tienen en su haber el combinado centroamericano, un ejemplo de superación.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
La 'selecta' disputa un cupo al Mundial en la Copa Centroamericana.

La 'selecta' disputa un cupo al Mundial en la Copa Centroamericana.

Foto: Tomada de Twitter: @Mauricio0510

28 de julio 2017 , 11:21 a. m.

Una mina, una malformación de nacimiento y un cáncer marcaron para la siempre la vida de José, Ángel y Edgar, quienes vencieron todo tipo de retos y hoy son parte de la selección de fútbol de amputados de El Salvador, ejemplo de coraje para todo un pueblo.

"Tenía 16 años cuando me paré en una mina que me destrozó el pie", contó a ‘EFE’ José Solano, un exsoldado que a sus 45 años de edad libra una nueva batalla, esta vez desde un terreno de juego y como volante creativo en una selección de amputados tres veces campeona mundial (1987-1988-1989).

"En el hospital me dijeron que no podían salvarme el pie (derecho) y optaron por amputármelo; fue duro para mi en un principio, pero luego me di cuenta de que la vida seguía y que tenía que salir adelante", manifestó el jugador.

Meses después de ese accidente, Solano se unió a la recién formada selección de amputados del país centroamericano, con la que tuvo el privilegio de levantar la primera copa mundial en 1987.

Lo demás llegó por añadidura y al año siguiente, con tan sólo 17 años de edad, este volante nato volvió a coronarse campeón del mundo junto a su selección.

"Yo les digo a ellos (compañeros) que, cuando uno sale a la cancha, la mentalidad la debe de llevar positiva, no importa el tipo de rival a enfrentar, la idea es ganar y luchar (...) es de dar el todo por el todo, porque así es como se gana", dijo el seleccionado.

Para este jugador, la experiencia ha sido "muy satisfactoria" y ahora es el referente de sus compañeros, nuevos jóvenes que son parte de la ‘selecta’ y que al igual que él tienen la ilusión de representar al país en una justa mundial.

Entre estos jóvenes se encuentra Ángel Ábrego, estudiante de 25 años, quien nació con una malformación en su pie y la mano derecha, algo que no le ha impedido estar en esta especial selección y soñar con ir a un Mundial.

Una muleta, un tanto artesanal, acompaña al jugador, quien lleva un año con la selección salvadoreña y se desempeña como delantero y "goleador nato", como él se define.

"Me siento muy motivado de ser parte de la selección que representa a El Salvador, es un honor representar a este país y cargar con esta azul (camiseta)", expresó al delantero con un rostro de alegría y satisfacción.

Ábrego aseguró a ‘EFE’ que su situación "nunca fue un impedimento para salir adelante" y que a pesar de todas las adversidades pronto se convertirá en un profesional en idiomas, carrera que estudia en una universidad privada del país centroamericano.

De sus 25 años, los últimos cuatro los dedico a jugar al fútbol, tres con un equipo local de la liga de fútbol de amputados y uno con el equipo ‘cuscatleco’ entrenado por el salvadoreño Darwin Valle.

Otro joven que también marca la historia de esta selección es Edgar Chulo, a quien el cáncer le arrebató su pierna izquierda pero no las ganas de vivir, superarse, luchar y jugar al fútbol, a pesar de los desafíos que se puedan presentar.

"Cuando tenía ocho, ingresé a una escuela de fútbol e inicie un proceso. Años después (a los 14), durante un juego, sufrí un golpe en la pierna que me provocó un cáncer en el hueso y me la tuvieron que amputar para que la enfermedad no avanzara", relató el joven entusiasta de 20 años.

Chulo mencionó que, aunque el proceso de recuperación fue difícil porque quedó "destruido", en su mente siempre estuvieron un balón de fútbol y los deseos ser un jugador profesional.

En un futuro, Chulo se ve en un mundial con el resto de sus compañeros, con quienes ahora disputan la Copa Centroamericana que se desarrolla en San Salvador desde este jueves, y en donde la azul y blanco va invicta.

En la primera jornada de competencia, los seleccionados nacionales vencieron 2-0 al combinado de Costa Rica con goles de Ángel Ábrego y Élmer el Conejo Zelaya. Además derrotaron 4-1 al conjunto de Cabañas, equipo campeón de la liga nacional de fútbol de amputados que también participa en el torneo regional.

Este viernes, el combinado salvadoreño se medirá con el de Honduras en busca del pase a la final y de un boleto al Mundial de 2018. En los años 80 y 90 del siglo pasado, la selección salvadoreña de fútbol de amputados ganó tres títulos mundiales y perdió dos finales de esta modalidad.

EFE

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA
  • BUNDESLIGA
  • SERIE A