Las drogas derrotaron al fútbol: dolorosa confesión de Jair Palacios

Ex Deportivo Cali, Millonarios y otros clubes cuenta su historia para evitar que otros la repitan.

Millonarios

Foto: Carlos Ortega/EL TIEMPO

En esta noticia

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
04 de noviembre 2022 , 10:28 a. m.

Fue una promesa del fútbol y hoy solo siente responsabilidad de compartir su historia con la única misión de que no se repita. Su historia pudo ser distinta pero eligió las drogas y hoy vive con eso.

"Desde antes del fútbol, incluso desde muy chiquito, a los 14 o 15 años más o menos. Ahí fueron mis inicios, ya que vengo de un barrio muy humilde de Cali, exactamente del barrio Andrés Sanín... al tema de las drogas, que no es un juego, tarde o temprano sabía que iban a pasar cosas muy malas en cuanto a mi vida", cuenta Jair Palacios, ex Deportivo Cali, Bucaramanga, Millonarios y otros equipos de la A y la B.


Lo suyo no fue nunca falta de apoyo: "Deportivo Cali me ayudó mucho, me metieron dos veces a un centro de rehabilitación, pero me escapaba, hasta que ellos dijeron que no más. En ese momento, me voy para Panamá, pero allá fue peor. Me devolví para Colombia y ahí fue cuando caí en Bogotá... Antes de llegar al Bogotá Fútbol Club, pasé por Expreso Rojo, pero me sacaron; luego fui a Academia y me sacaron; fui a Santa Fe y también me sacaron; fui a Millonarios y la misma historia, me sacaron; yo iba solo, a probarme y a mirar qué pasaba, como una aventura. Después conocí a una persona que se llama Hernando Parra, quien ahorita era gerente del Atlético Bucaramanga. Él fue quien me tendió la mano", le dijo a Gol Caracol.

"Ya cuando llegué a Bogotá, en esa ciudad sí que aguanté hambre la verdad, impresionante. Antes de llegar al Bogotá, me puse a trabajar en una tienda en Suba Compartir para ganarme el diario, porque no tenía ni para comer. Pero ahí fue cuando una persona me llamó Hernando Parra, me dijeron que estaban armando un equipo de primera C, y me dijo que había hablado con sus papás y te quieren ayudar", añadió sobre su llegada al Bucaramanga.

Infortunadamente de allí también salió porque, como dijo, nunca dejó de consumir: "cuando salí del Bucaramanga, yo iba para el Tolima, pero salí de Bucaramanga, me fui a Cali, a los dos días tenía que presentarme en el Tolima, pero fue cuando me lancé de un cuarto piso. Me levanté en una clínica, le digo a mi esposa que qué hago ahí y ella me dice me había lanzado de un cuarto piso y no lo podía creer. Fue tanta la droga que tenía en mi sangre y cuerpo, que ni me acordaba qué había hecho", confesó.

Hoy vive en Estados Unidos, enfocado en su familia y tratando de recomponer su camino: "ahora, cómo tomé esta decisión de cambiar: después de que pasó eso, vi llorando mucho a mi abuela y a mi esposa, y cuando vi en las mismas a una de mis hijas y le pregunto que qué pasaba, me decía que no quería que saliera más. Fue cuando me dijeron que me viniera para Estados Unidos a estar con mi familia, que siempre me apoya. Ya tengo charlas con un psicólogo y el pastor César que me ayudan mucho", concluyó.

Síguenos en nuestras redes
Comentar
Guardar

Recomendados

  • Premier League
  • Champions League
  • Liga de España
boton left
boton right