Liliana Cerón: guía incansable en todo momento de los hermanos Murillo

Liliana Cerón: guía incansable en todo momento de los hermanos Murillo

Ama de casa que ha dado todo su tiempo y esfuerzo por ver a sus hijos brillar en las canchas.

Jeison Murillo vive rodeado del apoyo de sus familiares.

Jeison Murillo vive rodeado del apoyo de sus familiares.

Foto: Cortesía

13 de mayo 2017 , 06:59 p.m.

“Mis hijos tal vez no tengan todo lo que quieren… pero tienen una madre que los ama con todo el corazón” una frase que expresa el cariño, amor y admiración por su familia; una frase que refleja la satisfacción de una tarea que ha llevado a cabo con devoción, entrega y esfuerzo y que hoy deja ver sus resultados al convertirlos en profesionales y en ciudadanos ejemplares.

Liliana Cerón Ojeda no oculta el orgullo cuando hay que hablar de sus hijos, cada uno ha logrado construir su camino, con algunos obstáculos, pero con la seguridad de que hacen lo que les gusta y llevan una vida privilegiada. “Le doy gracias a Dios porque me ha dado unos excelentes hijos, bellas personas y buenos profesionales. Siempre agradecidos con el hogar y eso nos ha mantenido unidos como familia”.

Son seis hijos los que componen la familia Murillo Cerón, dos mujeres y cuatro hombres, entre ellos están Jeison Fabián y Junior Felipe. El primero es el reconocido jugador del Inter de Italia y defensa de la Selección Colombia; el segundo, es delantero de Orsomarso y actual goleador del Torneo de la B. motivos que llenan de orgullo a Liliana quien siempre tuvo la ilusión de verlos como grandes deportistas.

“Desde muy pequeños siempre los hemos impulsado a que hicieran deporte, mi esposo, James Murillo, jugaba fútbol y siempre los motivó para que lo practicarán. Hemos sido fanáticos del fútbol y yo siempre he admirado a Iván Ramiro Córdoba, soñaba con ver a alguno de mis hijos en los grandes equipos y que alguno jugará como él, y mira, la vida me premió con dos jugadores: un defensa y un delantero (risas)”.

Pero el camino al éxito no ha sido fácil para los hermanos Murillo Cerón, ya que han tenido que atravesar varias dificultades para alcanzar sus objetivos. A los dos les ha tocado tomar caminos diferentes en el fútbol, pero los dos han contado con la inseparable compañía de su madre, quien se declara hincha número uno de sus hijos.

“Me costó mucho asimilar la noticia de la partida de Jeison a Europa porque él se fue muy niño, apenas cumplió los 18 años partió a Granada (España), y me preocupaba su futuro ya que era el menor de mis hijos y siempre lo tuve en casa.

Me preguntaba cómo iba a sobrevivir y a acostumbrarse a su nuevo estilo de vida, en un país diferente”.

futbolred

La unión familiar ha sido un factor fundamental en la vida de los Murillo. Foto: Cortesía.

Así como lo predecía su madre, al menor de los Murillo le costó adaptarse y extrañaba la compañía, los consejos y el cariño que ofrecía su hogar. Era innegable la aparición de los síntomas que trae la ‘mamitis’ como fórmula para hacer más llevaderos esos primeros días en tierras lejanas.

“En todas las ciudades en donde ha jugado, ahí yo he estado. Recuerdo mucho esos días en Granada e Islas Canarias porque vivimos juntos durante un tiempo y allá logramos compartir muchos momentos. Yo le ayudaba a organizar la casa, le enseñé a cocinar y le daba consejos para que sobrellevara su nueva vida de la mejor manera. También salimos a conocer muchos lugares y a disfrutar de su buen momento, fue una época en donde estrechamos más nuestra relación madre e hijo, fue muy lindo”.

Junior también ha afrontado las difíciles situaciones que trae una carrera como la del fútbol, pero también ha contado con el incansable respaldo de su progenitora. Tras su paso por el balompié de Panamá, estuvo un año sin jugar y sus sueños parecían verse truncados ya que no lograba recalar en ningún club. Fueron días difíciles para el delantero, quien entrenaba con el equipo de futbolistas agremiados mientras llegaba su oportunidad.

“Con Junior he vivido muchos momentos, tengo hermosos recuerdos con él porque ha sido mi compañero, él es muy apegado a su casa, siempre ha estado conmigo. Y acá siempre lo apoyamos durante esos días en los que no jugó, para que siguiera firme en la búsqueda de su sueño, no lo dejábamos flaquear. Él es muy agradecido con su familia, es una gran compañía para mí, menos mal lo tengo amarrado y no se ha casado todavía (risas)”

Pero la vida ha sabido recompensar todo el esfuerzo hecho por los Murillo Cerón, quienes se han ganado su lugar de prestigio en el fútbol colombiano. Jeison es sin duda uno de los mejores defensas que ha dado el país y, Junior, hoy es el máximo artillero en la B con Orsomarso, premios merecidos y bien ganados, pero posibles gracias a esa labor incansable que sólo una madre entregada y amorosa sabe hacer.

“A mí me encantaría tener a todos mis hijos en esta fecha tan especial, sé que por sus obligaciones no es posible. Pero saber que están bien y están haciendo sus sueños realidad es el mejor regalo que me pueden dar. Ver a Jeison jugar el domingo con el Inter, que haga un buen partido y ganen, así como ver a Junior haciendo goles y le dé la clasificación a su equipo son momentos que como madre me llenan de satisfacción y que superan cualquier regalo material".

César Dussán
Para Futbolred
En Twitter: @cedussan

COMENTAR
GUARDAR