'Si no he aportado nada, no es mi trofeo': Romelu Lukaku se confiesa

'Si no he aportado nada, no es mi trofeo': Romelu Lukaku se confiesa 

El delantero del Inter de Milan, habló sobre la Champions conseguida con el Chelsea en el 2012.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Lukaku Inter de Milán

Romelu Lukaku celebra luego de anotar el 1-0 para el Inter contra Cagliari.

Foto: EFE

21 de mayo 2020 , 05:48 p.m.

El actual jugador del Inter de Milan, Romelu Lukaku, habló sobre su pasado en Inglaterra con el Chelsea, equipo con el que a sus 19 años consiguió ganar la Champions en el 2012 sin tener participación. El futbolista belga se desató en elogios hacia Roberto Di Matteo y confesó su mala relación con André-Villas Boas.

"No toqué el trofeo de la Champions ni con un dedo ya que no lo gané yo mismo. Esta ha sido mi actitud desde que tenía 11 años: si no he aportado nada, no es mi trofeo. Solo si he contribuido a una copa o un título, podría presumir de él”, afirmó el atacante en entrevista con HLN.

Lukaku no participó en ningún partido en la edición de Champions del 2012, pero reconoció estar agradecido con Di Matteo por haberlo hecho partícipe del grupo que consiguió tan prestigioso título: “Di Matteo me dijo que estuviera con el grupo hasta la final. El pensaba que todos tenían que ir con el grupo, incluido los que estaban suspendidos o los chicos que no estaban inscritos para la competición. Estoy muy agradecido con él por ello”.

Para finalizar, el futbolista belga confesó que la Champions fue uno de los títulos que más soñó y siempre quiso celebrarlo con el equipo, reconociendo su enemistad con el anterior técnico del conjunto de Londres, André-Villas Boas: “Esa victoria es una de las cosas con las que siempre he soñado. Siempre quieres celebrar algo como eso junto con el equipo. Eso es increíble a los 19 años. Estuve muy feliz por todo el club, pero hay un hombre que me costó mucho: el anterior entrenador André-Villas Boas. Nunca lo perdonaré por lo que hizo”.

“Una vez jugaba en la parte derecha, a la siguiente lo hacía en la izquierda. Así no puedes progresar. Llega un punto en el que tienes que pensar en ti mismo. Así que le dije al club lo que pensaba de él. Yo lo sabía, Villas-Boas estaba bajo presión, pero por eso no tenía que tratarme mal a mí... Di Matteo me trató completamente diferente, inmediatamente me envolvió en todo. Eso tendría que haber pasado mucho antes”. 

COMENTAR
GUARDAR