Cali se despidió de la Suramericana: cayó contra Peñarol de Uruguay

Cali se despidió de la Suramericana: cayó contra Peñarol de Uruguay

Una derrota 2-0 sentenció a un equipo con pocas ideas y gruesas fallas en su defensa.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
peñarol Cali

Peñarol vs. Cali

Foto: EFE

29 de mayo 2019 , 07:12 p.m.

Cali se despidió con justicia de la Copa Sudamericana tras encajar un 2-0 que echó por la borda el esfuerzo del agónico 1-1 que había logrado en la ida.

Plano, con pocas opciones y mucha dependencia de los goles de Dinneno, el club verde dijo adiós en un partido que perdió con justicia.

Fue un primer tiempo sin mayores intenciones, excepto dos intentos de Carlos Rodríguez y Dinneno por el Cali y algunos más de Viatri y Canobbio, quien para el complemento tendría su premio.

El susto lo vivió Camilo Vargas cuando dio una voltereta terrible tras un choque en su área y requirió atención médica. Alerta para la Selección Colombia.

En el complemento aceleró el local y muy pronto, al minuto 49, encontró su gol.

Una salida rápida por derecha acabó en el taco de Viatri y el remate cruzado al palo izquierdo Canobrio que venció Vargas. El 1-0 no tuvo prácticamente oposición en el medio campo del verde ni tampoco en el frente del área. Pasividad total del equipo verde.

Se registraría un intercambio de golpes al minuto 51, que el daría una amarilla a Mosquera por un empujón a Llores. Pudo ser peor.

Tuvo el segundo Canobbrio que por poco se estrella en Fernández y que al final salió desviado y pasaban los minutos sin que llegara al menos un cambio en el visitante.



¿Qué esperaba Pusineri? Entrarían al fin Mercado y Velasco para ganar algo de equilibrio pero al minuto 73 murió la ilusión del verde en la Copa Sudamericana con el 2-0, obra de Gargano.

Fue una jugada en la que Viatri se robó la pelota por la banda de Rosero, de nuevo se acumularon los zagueros sin saber quién iba a tomar al jugador en posición de gol y por el palo de Vargas se metió el balón. Tanta lentitud iba a pasar factura.

El reloj no iba a corregir la ausencia de ideas del Cali, que terminó su participación en el torneo internacional con más pena que gloria y que ahora, para la Liga, perdería a uno de sus mejores hombres, el arquero Vargas.

Flojo balance el de Pusineri, quien no encontró alternativas y llegó a inquietar siquiera a Peñarol.

COMENTAR
GUARDAR