Siguen los ecos sobre América: la clasificación se perdió como local

Siguen los ecos sobre América: la clasificación se perdió como local

En el Pascual Guerrero, los escarlatas solo sacaron 2 puntos de 9 posibles en Copa Libertadores.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
América

Duván Vergara lamentándose por la eliminación.

Foto: EFE

24 de octubre 2020 , 07:58 a. m.

Se sabía que el Grupo E, que le correspondió al América de Cali en la Copa Libertadores, era complejo, junto a los brasileños Gremio e Internacional, pero había la esperanza de que podía luchar ante ellos y pelearle por lo menos la tercera casilla a Universidad Católica, de Chile.

Sin embargo, la decisión de hacer a un lado el proceso que traía el cuerpo técnico campeón de Liga 2019, encabezado por Alexandre Guimaraes, sumada a las de no mantener al goleador Michael Rangel y a Matías Paisano, eran un mal presagio que evidentemente se consumó con la eliminación del certamen y quedar apeado del consuelo de ir a la Copa Suramericana.

Es cierto que ante Gremio se hizo el mejor partido de la Libertadores, el cual se vio arruinado por el empate del cuadro de Porto Alegre en las postrimerías –como se está volviendo costumbre al mando de Juan Cruz Real–, que el árbitro argentino Fernando Rapallini exageró al reponer 11 minutos, dentro de los cuales Gremio encontró el gol con un penalti que ejecutó Diego Souza, pero la clasificación se perdió en el Pascual Guerrero, el fortín rojo en tantas ediciones en las que se confirmó como uno de los tradicionales de Suramérica.

De 9 puntos solo ganó 2: Perdió 0-2 con Gremio (con Guimaraes como DT), empató 1-1 con Universidad Católica y 1-1 con Inter de Porto Alegre. Si hubiera hecho respetar su localía, estaría del otro lado, sumando los 3 que le sacó a la Católica y el punto de este jueves en el Arena Do Gremio, porque Inter fue segundo de la llave con 8 unidades.

Y otra vez quedó el mal sabor de boca por los puntos clave que se pierden en los minutos finales. Sucedió ante Inter en Porto Alegre, contra Nacional en Medellín por Liga y este jueves ante Gremio, después de una presentación que se acercó a la excelencia en el funcionamiento futbolístico y con un arquero en todo su esplendor como Joel Graterol, quien le atajó una pena máxima a Robinho a los 6 minutos del complemento.

Es más, Gremio se había quedado con un jugador menos por la expulsión de Kannemann en el minuto tiempo de adición y se pensaba que América le daría trámite al balón hasta que llegara el final del compromiso, pero una mano en el área de Edwin Velasco y la ejecución de Souza acabó con las ilusiones en Copa y a la segunda opción, la Suramericana.

De allí el llanto de Duván Vergara -su jugador más desequilibrante y gestor del gol de la ventaja- en plena cancha una vez sonó el pitazo de Rapallini que dio por concluido el encuentro.

Como la vida debe continuar, no todo está perdido. Este domingo (6:05 p.m.) recibirá al segundo de la Liga, Deportivo Pasto, tendrá que poner a prueba el amor propio que tanto pregona su entrenador para asegurar un cupo en los ‘playoffs’ y luego enfocarse en la conquista de la estrella 15. Solo así salvaría una temporada atípica en la que las decisiones administrativas han cobrado un especial protagonismo.

Marco Antonio Garcés
Corresponsal Futbolred Cali
En twitter: @marquitosgarces

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • COPA LIBERTADORES
  • COPA SUDAMERICANA
  • OTRAS LIGAS DE FúTBOL
  • LIGA ARGENTINA