TV del recuerdo
Apuestas Futbolred

TV del recuerdo

Ncolás Samper habla de la oferta televisiva para los seguidores del fútbol.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Nicolás Samper

Columnista Futbolred

Foto: A. particular

En esta noticia

26 de febrero 2020 , 09:55 a. m.

Hoy la oferta es gigantesca, en especial de partidos de fútbol: desde la liga turca, con Fenerbahce, Galatasaray y esos clubes que solamente veíamos nombrados debajo de las monas de los jugadores que hacían parte de los álbumes de los mundiales, hasta la B Metropolitana de Argentina. Claro, de ahí en más es ponerse a enumerar cuanta liga existe para saber que la andanada de juegos que tenemos en la casa solamente prendido el televisor es innumerable, inagotable y hasta insondable: no todo se puede ver porque, pues hombre, hay que vivir.

Ante el exceso, vale recordar los tiempos en los que una transmisión de un partido de fútbol por TV valía para celebrar haciendo un asado: eso era casi imposible, entonces emergían los programas especializados que en aquellos años se encargaban de curar esa falencia. Como “Fútbol, el mejor espectáculo del mundo”, un espacio que servía para recordar los mejores momentos de los mundiales (si la memoria no me hace gambetas, en el cabezote salía la ya cacareada jugada del “8” invisible de Pelé a Mazurkiewicz en el mundial del 70. Ahí estaban Alberto Piedrahita Pacheco, Gabriel Muñoz y David Cañón.

O “Teledeportes” que integraba en el plató a Carlos Antonio Vélez y Hernán Peláez, llave que polemizaba -siendo Pelaéz el amable contemporizador y Vélez el hombre que le metía picante a las controversias- acompañados por una caja metálica que tenía unas luces en su panel frontal: lo llamaron el “Cuchuflí” y al apretar un botón de ese aparatejo, se desplegaban las imágenes de los partidos de liga o del mundo. Años después y sin “cuchuflí” a bordo Peláez y Velez se integraron a Iván Mejía gracias a la idea de Guillermo Díaz Salamanca de unir a los tres comentaristas más respetados por esos tiempos. La idea desembocó en el famoso: “Los tres tenores” que -por cuenta de los abogados de Pavarotti, Domingo y Carreras- se llamó después “Los tenores del fútbol”.

Los noticieros hacían casi que un programa dentro del mismo noticiero en su sección deportiva: con cortinillas de goofy, el noticiero 24 horas hacía el análisis extenso del lunes con las jugadas destacadas, los bloopers y las polémicas; en el otro canal, con Adolfo Pérez comandando la parada en el Noticiero Nacional, emergió “fútbol en detalle”, que era básicamente lo mismo, pero con otras tomas y otras imágenes. Los fines de semana estaba dedicado al “Show del gol Criptón”, de Iván Mejía.

No puedo dejar de incluir a “Loca pasión”, porque allí estuve y porque el debate era divertido y había música en vivo. Era un programa que yo veía antes de trabajar en él. Sus integrantes: Antonio Casale, Guillo Arango, Alex Pinilla, Adrián Magnoli, Clara Támara, Giovanna Victoria, Jorge Bermúdez, Diego Rueda, Camilo Porras, Joaquim Brasil, Mauricio Silva, Cristian Mejía, Rafa Cifuentes y yo, que tenía que hacer una sección llamada "por un pelo" sobre jugadas que pudieron ser y no fueron y que era patrocinada por un médico famoso por sus exitosos implantes cailares. ¡Justo yo hacía ese segmento!

Hoy la oferta es gigante en cuanto a compilación de goles, mesas de análisis y entretenimiento, sin embargo el mejor programa para relatar historias de fútbol es uno y no se hace acá: se llama “Paso a paso”, lo hace T y C y su magia es mostrar lo curioso con la excusa de añadirle lo habitual, que es el fútbol. Pero ahí está la hechura, la preocupación del “cómo hacer las cosas”. Eso siempre hará la diferencia.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • CHAMPIONS LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA
  • SERIE A