Stefan

Stefan

Nicolás Samper opina del regreso de Medina a la Selección Colombia, de cara a la Copa América.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Nicolás Samper

Columnista Futbolred

Foto: A. particular

13 de junio 2019 , 04:04 p.m.

Llegó el nombre de nuevo al listado de convocatorias para la Selección Colombia, al de los 40 llamados por Carlos Queiroz pensando en lo que va a ser la disputa de la Copa América, y de nuevo comenzó la disputa por la inclusión de un hombre que pareciera polarizar tanto el país como algún político de coyuntura embebido en el poder o que extraña ese lugar.

John Stefan Medina Ramírez. No apareció de primerazo en el llamado del entrenador Carlos Queiroz y terminó entrando por la ventana después de que se confirmara la lesión de Luis Manuel Orejuela. Medina decidió dedicar su vida al fútbol porque condiciones tenía. Por algo integró selecciones Colombia en etapas juveniles y de a poco, de acuerdo a su proyección, en Nacional se entusiasmaron por contar con un talento para la defensa, sitio en el que el equipo verde supo gozar de jugadores extraordinarios como Nolberto Molina, Andrés Escobar e Iván Córdoba. Medina parecía ser el encargado de recoger ese testigo.

Con Nacional fue figura. Alguna vez ‘Sachi’ Escobar lo ubicó de 6 en un duelo contra Millonarios en El Campín y fue tremendo lo que jugó aquel día de victoria verde 1-2 en Bogotá y no era el único puesto en el que podía rendir porque de lateral derecho y de zaguero central también su informe de notas era muy positivo. Alguna vez, en una línea de tres que ensayó Juan Carlos Osorio en Montevideo la rompió en el Parque Central como una especie de wing derecho en un triunfo verde 0-1 ante Nacional de Uruguay.

Le llegó la oportunidad de selección con José Pékerman y ese sueño fue la peor pesadilla. Falló contra Uruguay y Chile y se transformó en el hombre más vituperado del país. Cada llamado nuevo se debía convertir en una tortura para Stefan porque claro, listos estaban los cañones para apuntarle y dispararle.

Tras irse a México y destacarse en Pachuca y Monterrey -donde tuvo un muy buen desempeño en esta temporada- lo volvieron a llamar por ciento de la ya mencionada lesión de Orejuela y el anuncio destapó de nuevo la oleada de memes e insultos contra él, muchos de ellos irrepetibles e impronunciables.

Stefan Medina vuelve a tener una oportunidad y me alegra por él, así gran parte del país considere que no merece más que un destierro sin final, como Barbosa después del Mundial del 50.

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

nicolas samper