La deuda de la generación dorada de la Selección: aún no gana nada

La deuda de la generación dorada de la Selección: aún no gana nada

Los referentes de la Tricolor no han podido dar el gran paso para entrar en la historia.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Generación Colombia

Los referentes de la Seleccipon esperan entrar a la historia de la Tricolor.

Foto: Carlos Ortega/CEET

29 de junio 2019 , 09:33 a.m.

La Selección Colombia ha luchado, ha brillado, ha intentado, pero todavía no ha podido reflejar con un título su crecimiento como equipo. Esta vez quedó eliminada en cuartos de final de la Copa América 2019, cayendo por penaltis contra Chile en cuartos de final, después de empatar 0-0 en los 90 minutos.

Una vez Falcao García, David Ospina, Juan Guillermo Cuadrado y James Rodríguez, fueron animadores de una competición, pero quedaron afuera y no estuvieron cerca de la gloria.

Ya pasaron las Copas América de 2011, 2015, 2016 y 2019, así como los Mundiales de 2014 y 2018, y Colombia sigue sin ganar un título que lo ponga definitivamente en la élite del fútbol. La generación dorada de la Selección, la misma que irrumpió en los clubes más importantes de Europa, sigue sin concretar algo grande para Colombia y poder quedarse en la historia de la Selección.

Ni con Hernán Darío Gómez, ni en el corto ciclo de Leonel Álvarez, tampoco con José Pékerman, y esta vez en el debut de Carlos Queiroz, este grupo de jugadores ha podido consolidar con algo grande el buen proceso.

Una nueva tristeza rodea a la Selección. Ahora viene la Copa América 2020, que se jugará en Argentina y Colombia, en la que no estaría Cristian Zapata o Falcao García, los más experimentados del proceso, y que empiezan a condicionar a hombres como Ospina, Cuadrado y el mismo James, que no han podido registrar un título para la Selección.

Aunque no es una presión para quedar en la historia del fútbol colombiano. René Higuita, Andrés Escobar, Leonel Álvarez, Carlos Valderrama o Freddy Rincón, entre otros, tampoco pudieron redondear con un título su papel en el crecimiento de la Selección.

Sin embargo, esta generación no renuncia a la gloria. El proceso con Carlos Queiroz apenas comienza y vienen nuevos retos para entrar en la historia del fútbol colombiano. Ahora viene un cambio generacional, en el que ganar algo debe ser el sello a una de las mejores épocas de la selección a nivel mundial.

COMENTAR
GUARDAR