Copa América 2015

Copa América 2015

Iván López: de campeón de Copa América al negocio inmobiliario

El bogotano fue uno de los jugadores destacados de Colombia en el título de Copa América 2001.

FOTO: Archivo ETCE

Arriba: Yepes, Córdoba, Aristizábal, Grisales y Ramírez. Abajo: Bedoya, Vargas, Iván López, Iván Córdoba, Hernández y Murillo.

Mayo 25, 2015

El 29 de julio de 2001, la Selección Colombia disputó en el estadio El Campín, uno de los partidos más importantes de su historia. Ese día, jugó la final de la Copa América frente a México y por primera vez, celebró en grande.

Pasaba el minuto 64 del juego, cuando el juez central decretó una falta desde un costado, favorable para la 'Tricolor'. "Normalmente esos tiros libres los cobraba 'Totono' (Fredy Grisales) y en ese momento se cambiaron las decisiones. 'Pacho' (Maturana) me llamó y me dijo que íbamos a cambiar. Ya eso se había trabajado en los entrenamientos, se manejaban varias opciones y entre esas estaba yo y en pleno partido, él dijo que cobrara yo y afortunadamente ese día se dio todo, ese cambio, en ese momento", relató Iván López, lateral de la Selección.

Y así fue. López, bajo las órdenes del DT, realizó el cobro que se convirtió en un pase gol, justo hasta la cabeza de Iván Ramiro Córdoba, quien con la cinta de capitán en su brazo, no solo hizo el gol, sino que también levantó la Copa.

¿Quién es Iván López?

Quizá Iván López no tuvo el recorrido de muchos de sus compañeros de equipo, porque solamente jugó en Colombia y Ecuador y su retiro fue tempranero, pero en definitiva, tiene para siempre ese orgullo de haber hecho parte de la gran hazaña en un certamen que tuvo como preámbulo, un conflicto armado y problemas que pusieron en duda su realización y la no participación de algunos invitados.

"La situación del país en ese momento era compleja, no era fácil, por eso no vino Argentina. Quedamos en la historia del fútbol colombiano y si vamos a hablar de anécdotas, creo que esa es la mejor de las historias, que hicimos parte de eso. Desde la convocatoria, hasta la cena después de la final, todo fue ideal. El rendimiento individual de todos era muy bueno, aparte se le suma el colectivo, entonces yo creo que eso permitió que se pudiera hacer historia", contó López.

Su camino en el fútbol, tuvo inicios en Independiente Santa Fe, equipo del que es hincha y en el que cumplió su sueño de debutar en 1996. "Fue en un clásico contra Millonarios, que ganamos 4-2", dijo. En un principio, estuvo durante ocho temporadas vistiendo la camiseta del 'cardenal', luego, entre 2002 y 2003 estuvo a préstamo en el América de Cali. De ahí, recaló nuevamente en el 'león', siguió su camino en el rival de patio Millonarios, donde jugó entre 2004 y 2006 y por último, estuvo en el Atlético Bucaramanga, donde se retiró en 2009. También pasó por Deportivo Azoguez, de Ecuador, durante un semestre en la temporada 2006.

Tuvo una carrera corta pero sustanciosa, porque vistió las camisetas de tres de los mejores clubes del país y porque representó a Colombia en los seleccionados juveniles, Sub-23 y el de mayores, donde fue gran protagonista. Algunas decisiones personales, sumadas a una lesión de columna, lo llevaron al retiro prematuramente.

"Obviamente uno sufre lesiones durante toda la carrera, pero tuve una en particular que fue en la columna, unas hernias discales, que al principio me dieron duro pero que les traté de dar el manejo adecuado, por lo que pude jugar en Millonarios y terminar en Bucaramanga. Aunque no fue la razón total del retiro, mermó un poco el rendimiento a una exigencia de nivel competitivo, por el temor mío de terminar mal", explicó.

Iván López (de peto naranja), durante un entrenamiento con la Selección Colombia. Archivo EL TIEMPO

Hoy, a sus 37 años, 'el centro de oro', como le dicen algunos, se dedica a la compra y venta de propiedades, a los negocios inmobiliarios y atiende temas personales entre Cali y Bogotá. Además, también ve a la nueva generación de la 'tricolor', como un aficionado más, pero llevando siempre a cuestas, el peso de una historia que tiene su apartado más especial en la Copa América de 2001.

"Yo creo que es una anécdota para mí, en lo personal, hermosa y muy bonita, porque aparte de ser partícipe de la convocatoria y de estar en esa Selección, participé y colaboré en darle el título a nuestro país. Fue algo que vivimos paso a paso. En ningún momento pensábamos que ya teníamos todo ganado, pero se dio. Lo vivimos de la mejor manera en cuanto a convivencia, en cuanto a entrenamientos, en cuanto a exigencia, en cuanto a todo lo que genera obviamente estar en una selección, representar al país y más de local, justo con la situación que había", añadió.

Recuerdos le quedan muchos. Se siente agradecido con Francisco Maturana, quien dirigía al cuadro 'cafetero' en ese entonces, y lo evoca porque para él, fue el artífice de todo. "Todos teníamos mucha ansiedad y expectativa porque era jugar una final, pero la tranquilidad con la que 'Pacho' manejó todo, nos hizo ver el momento en el que estábamos y la situación en la que estábamos: en la final. Yo creo que eso fue fundamental para que todo se diera", agregó.

Pasarán los años y ese logro quedará por siempre en la memoria de quienes lo vieron, lo vivieron y por supuesto, estará en los libros de quienes quieran revivirlo. E Iván, será por siempre ese lateral de bajo perfil, que se metió en la función del héroe de la tarde, para que Córdoba pusiera a celebrar a toda una patria.

"En general, fue hermoso y muy rico estar ahí y no solamente en la Selección. La carrera de futbolista, estar en los mejores equipos, la exigencia para mí fue muy buena y la cumplí y lo mejor, es que rendí", concluyó.

Catalina Hoyos
Especial para Futbolred.com
Medellín
En Twitter: @CataHoyos

Sigue bajando para encontrar más contenido