Cadena de desencuentros: ¿Toma y dame definitivo entre Zidane y James?

Cadena de desencuentros: ¿Toma y dame definitivo entre Zidane y James?

El DT dejó al colombiano fuera de otra convocatoria, poco después de sugerir que lo tenía en cuenta.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
James y Zidane

James quiere llegarle a Zidane.

Foto: Archivo

10 de julio 2020 , 06:03 a. m.

Ni es lo mismo ni es igual: esta vez es definitivo. Zinedine Zidane y James Rodríguez están escribiendo el último capítulo de una historia que está terminando tan mal como empezó.


Ni Zidane se convenció nunca de necesitarlo, ni él hizo lo que debía para cambiar su destino. Y así, lo mejor es el final que está a punto de concretarse.

Este jueves ha sido un desplante más, en una lista larga y tormentosa. El zurdo se ha quedado fuera de una convocatoria más del Real Madrid, lo que no es una novedad, salvo porque el DT anunció horas antes: “Vas a ver la convocatoria y ahí verás, pero creo que todos los jugadores están aquí para entrenar, están aquí para dar lo que tienen y yo voy a contar con la gente que está aquí para seguir adelante con el trabajo que venimos realizando”, dijo.

¿Entonces? ¿James no está ahí? ¿No quiere ‘realizar el trabajo’ de Zidane? Probablemente el propio jugador le respondió ya en la entrevista en la que dijo: “Yo también quisiera saber por qué no juego”, en la que lamentó que Real Madrid no lo dejara ir hace un año al Atlético o en la que le confesó a Río Ferdinand: “Este año estoy aquí en el Real porque las circunstancias se dieron, no porque quise”. Se dan cucharadas de una misma medicina, la ingratitud. Y no es solo en esta ocasión.

Desde el regreso, por la pausa obligada de la pandemia del coronavirus covid-19, jugó 78 minutos en el triunfo, apretado, 2-1 contra Real Sociedad. Deambuló más que otra cosa. Se notó que no está en la misma onda del resto de la plantilla. Luego fue huésped de la tribuna siempre hasta que, este fin de semana, explotó: Zidane contó que le había pedido no estar en la convocatoria “por un tema personal”, que luego se supo pasa por su insatisfacción al hacer los viajes, trabajar, esforzarse y al final seguir siendo una sombra para el DT.

Pero, vale la pena insistir, no es un tema nuevo. Aquí, un resumen de desencuentros que, tarde o temprano, iban a terminar en el divorcio que se concreta hoy:

Enero de 2016
En un partido contra Sporting de Gijón, James calentaba junto a Jesé y Zidane prefirió al canterano. El colombiano resolvió sentarse en el banquillo, lo que enfureció al francés, quien le ordenó seguir el trabajo.

Mayo de 2016
“Cuando uno juega y tiene el apoyo de todos se nota”, dijo, justo antes de un clásico contra Barcelona. Fue borrado de la lista de inmediato.

Junio de 2016
“Yo aquí juego hasta cojo”, dijo James después de un partido entre Colombia y Paraguay, en la Copa América Centenario de Estados Unidos. Otro ladrillo en la pared para Zidane.

Octubre de 2016
En una entrevista para Colombia, el jugador insistió en lo que dijo hace solo un par de semanas: “Quiero jugar más, pero aquí hay alguien que manda, él dice quién juega y quién no”. El que manda decidió que no.

Diciembre de 2016
Justo en la zona mixta del Mundial de Clubes, en medio del título que acababa de ganar el Real Madrid, soltó: “Quiero estar siempre en Madrid, pero hay que pensar en todo y buscar salidas. Tengo ofertas y tengo siete días para decidir”. Zidane, como era de esperarse, tomó nota.

Febrero 2017
En el mercado de invierno, James no se marchó. En un partido contra Leganés fue sustituido en su ya fatídico minuto 60 y cuando iba hacia el banquillo dijo: “la concha de su madre, no me pone un partido completo”. Pagaría su última factura antes de marcharse cedido al Bayern Múnich (2017).

Mayo de 2019
Bayern Múnich confirmó que, por pedido del jugador, no ejercía su opción de compra y lo regresaba a Real Madrid. Volvió, según la prensa local hecho un manojo de ganas de convencer a Zidane, pero no lo logró.

Julio 2019
Zidane armó una convocatoria para la Audi Cup y, aunque estaba en la plantilla, no miró a James.


Agosto 2019
Nuevo partido amistoso, esta vez contra AS Roma, y de nuevo el colombiano estaba fuera de la convocatoria. En cambio el DT sí llevó a Gareth Bale, a quien llegó a despedir en una rueda de prensa. Ahora era James quien tomaba nota.


Octubre de 2019
James, cansado de hacer sacrificios que no reportaron convocatorias o confianza, atendió el llamado de la Selección Colombia cuando apenas salía de una lesión. Se lesionó de nuevo en un entrenamiento. La libreta de notas se quedó sin espacio: no lo pasó por alto.
 
17 de junio 2020, regreso de LaLiga

Primeras dos jornadas sin convocatoria
El colombiano sumaba 8 meses sin ser inicialista en LaLiga, desde aquel día en que jugó contra Mallorca y, palabas más palabras menos, decepcionó. Tenía ya 4 meses y 13 días de la última vez que entraba a una cancha (eliminación de Copa del Rey contra Real Sociedad) cuando de nuevo lo borró el DT. Zidane dijo que no necesita “que le recuerden la clase de jugador que es”, pero siguió al margen.

21 de junio 2020... hasta hoy
¡Por fin! James jugó 78 minutos contra Real Sociedad en un apretado triunfo 2-1 y se acabó su protagonismo. No hizo mucho para merecer otra suerte, vale decir. Zidane le cumplió el pedido de no estar en la lista contra Athletic de Bilbao y evitarle el viaje, pero le repitió la dosis contra Alavés, duelo de este viernes. Otro desencuentro más, probablemente anhelado por todos.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR
  • SELECCIóN COLOMBIA
  • CHAMPIONS LEAGUE
  • COPA LIBERTADORES