Las dudas que rodean a la familia del futbolista muerto en Bolivia

Las dudas que rodean a la familia del futbolista muerto en Bolivia

Alexander Balanta de 42 años falleció el pasado sábado en la noche en Bolivia. 

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Alexander Balanta

Alexander Balanta.

Foto: Archivo CEET

En esta noticia

09 de julio 2020 , 06:00 a.m.

El volante creativo Alexander Balanta Cortés tenía pensado venir en octubre de este año a Cali para celebrar su cumpleaños 43, pero la muerte lo sorprendió el pasado sábado en la noche en Bolivia.

A ese país había llegado para desarrollar su carrera profesional, que incluyó equipos como Blooming, Destroyer, Suraca, Real Potosí, La U. de Sucre, Iberoamericana, la U. del Beni y Primero de Mayo, siempre destacándose por su talento, alegría y compañerismo.

En la mañana del domingo pasado fue noticia su deceso como el primer futbolista que sucumbía ante el covid-19. Sin embargo, su familia, aparte de estar adolorida por el fallecimiento del jugador, este lunes salió al corte para señalar que les parece muy extraño, ya que en el acta de defunción están relacionadas otras cinco causas, entre ellas la más creíble, un paro cardiorespiratorio, y que incluso antes de morir, Alex le dijo a un amigo que apenas esta semana le iban a realizar la prueba para detectar el coronavirus.

Documento Alex Balanta

Documento defunción Alexander Balanta.

Foto: Archivo CEET

Hace tres meses Alexander tuvo que ser internado inicialmente en el Hospital del Tórax a causa de fuertes dolores en su pierna izquierda y los exámenes determinaron que padecía de trombos, pero, según su hermana Mayerli Cortés, desde un comienzo los galenos no actuaron bien: “Mi hermano ingresó al Hospital del Tórax por un trombo en la pierna izquierda, allí le dieron un mal diagnóstico, lo sondearon, pero sin resultado, porque no lo eliminaron totalmente. Por eso a los dos días sentía un dolor intenso, fue peor el remedio. La segunda cirugía fue porque los dedos empezaron a necropsar. En la segunda operación otra vez lo sondearon y tampoco se dio el resultado esperado. A mi hermano lo dejaron solo en un cuarto, por lo que él tenía que rogarles para que aliviaran su dolor. Cuando se enteraron los medios y los amigos, lo más fácil fue decir que Alex tenía covid-19, a él en ningún momento le notificaron que sufría del coronavirus, nunca le mostraron un certificado y el paciente tiene derecho a saber sobre su salud”.

La joven recuerda las últimas conversaciones con Alex y sostiene que “mi hermano siempre nos dijo que nunca le habían hecho la prueba y no entendía por qué hablaban de que tenía covid-19, como se dio a conocer la noticia dijeron que era un paciente positivo y que no había médicos para atenderlo. Una pregunta que nos hacemos es ¿si a un paciente con covid lo trasladan fácilmente de donde está en un hospital a un laboratorio para hacerle un examen? ¿con todo lo que nos han dicho de este virus, a un paciente positivo lo operan? Esas son las cosas que nos inquietan”.

Dice que aunque la situación no fue fácil de manejar, la presión de los medios ayudó a que lo cambiaran de centro asistencial: “Por medio de un amigo de mi hermano se hizo viral la situación, porque a Alex lo querían mucho, y gracias a la ayuda de unos amigos lograron el traslado al Hospital del Norte, en La Paz, allí hicieron lo humanamente posible para remediar el desastre que dejaron en el Hospital El Tórax, cuando le hicieron un examen profundo se dieron cuenta que mi hermano tenía un daño en el anterior femoral y la cadera, por lo que la decisión fue amputar la pierna izquierda, primero le dijeron que de la rodilla hacia abajo, pero cuando se dieron cuenta que el daño real era desde la cadera, dijeron que había que desarticular la pierna desde la cadera”.

La horrible pesadilla ocurrió muy rápido, en un lapso de tres días, según cuenta Mayerli: “Él entró a cirugía el jueves 2 de julio a la 1:00 p.m. y más o menos a las 10:00 de la noche nos dijeron que ya había salido de la misma. A las 6:30 de la mañana del día siguiente mi hermano me hizo una video llamada, lo encontré somnoliento, por la anestesia, pero estaba bien, no manifestó ningún otro síntoma aparte del adormecimiento por causa de la anestesia. Ese mismo viernes volvió a llamar al mediodía y habló con mi mamá y dos tías un buen rato. Nos repitió que en ningún momento le había hecho examen de covid y el sábado le dijo a mi hermana que se lo harían este lunes 7 de julio, que estaba esperando esa fecha, pero siempre muy positivo y esperando que le dieran de alta”.

Agregó que “el embajador de Colombia en Bolivia también habló con él y le manifestó que le iba a dar una silla de ruedas, a lo que Alex respondió: no quiero silla de ruedas, quiero una prótesis porque de aquí voy a salir caminando, porque voy a continuar con mi vida, es una nueva oportunidad que voy a aprovechar, porque voy a ayudar a formar niños, es lo que me gusta. Lo más fácil en el Hospital El Tórax era decir que tenía coronavirus, para lavarse las manos, para nosotros fue una negligencia absoluta con lo que hicieron con mi hermano en el Hospital del Tórax, lo trataron peor que a un animal. Lo que nos indigna como familia es que digan es que murió por covid-19, cuando fue por un paro cardiorespiratorio, ya que sufría del corazón y de coagulación de sangre. Para nosotros está claro que el covid se ha vuelto un negocio, no solo en Colombia sino a nivel mundial, queremos que se siente un precedente, porque eso no puede seguir pasando”.

Mayerli manifiesta que la sorpresa ha sido mayúscula para todos: “El embajador también estaba conmocionado, porque había hablado con él y lo vio bien. Lo mismo que mi hermana, con quien habló un buen rato hasta las 5:00 de la tarde del sábado y cuatro horas después murió. Nos dimos cuenta por nuestros primos (Walter y Carolina Cortés) que están en Chile, quienes se enteraron por un grupo de WhatsApp”.

El futbolista deja una compañera sentimental, Corina Hurtado, y tres hijos: Briana, de 13 años; Paolo, de 11, y Miguel Ángel, de 5. La Embajada les anunció que les ayudará en la asesoría legal para esclarecer el caso, mientras su familia en Cali espera que lleguen las cenizas de Alexander para darle cristiana sepultura.

Marco Antonio Garcés
Corresponsal Futbolred Cali
En twitter: @marquitosgarces

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR
  • SELECCIóN COLOMBIA
  • LIGA DE ESPAñA
  • CHAMPIONS LEAGUE