Atalanta no estuvo a la altura: Liverpool lo arrolló en Champions
Apuestas Futbolred

Atalanta no estuvo a la altura: Liverpool lo arrolló en Champions

Tres colombianos fueron titulares pero no pudieron evitar la exhibición roja y la goleada en casa.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Atalanta vs Liverpool

Atalanta vs Liverpool

Foto: Tomado de Twitter @LFC

03 de noviembre 2020 , 04:48 p. m.

Una pesadilla. En eso terminó la ilusión de un Atalanta que tuvo en Champions League su primer gran examen y se rajó con rotundo éxito.

El Liverpool de Klopp literalmente lo arrolló, le hizo mucho daño con su indescifrable velocidad y lo goleó 0-5 en Bérgamo, un golpe que ya es muy duro pero que puede ponerse peor si las cosas no se enderezan en el futuro en el grupo D, teniendo en cuenta que la diferencia de gol puede ser definitiva.

Desde el minuto uno ya tenía que salvar su arco Sportiello cuando Diogo Jota se colaba al área y en el mano a mano se exigía el portero, y luego tenía que estirarse para desviar el remate de Mane.

Hasta los 14 vendría la primera de Atalanta, gran cambio de frente que lo encontró libre a Muriel y desde el piso metía el puntazo, fácil para Alisson Becker.

De nuevo probaba y respondía Sportiello a los 15 en el intento de Jota y un minuto después ya no podría seguir frenando el demoledor ritmo rojo: asistido por Jones, a pura fuerza se llevó el portugués la marca de Palomino y remató cruzado para el 0-1 a favor del gran favorito en Bérgamo.

Atalanta se sacudía y a los 18 otra vez Muriel exigía al arquero brasileño, que salvaba el blooper y en dos tiempos resolvía la situación. Pero no sería más que una escaramuza.

Ablandaba 'Papu' Gómez a sus marcadores provocando amarillas para Jones y Wijnaldum pero no amenazaba el local y el visitante bajaba el ritmo para contragolpear. Por centímetros se adelantaba Zapata a la línea de Alexander-Arnold y se perdía el remate, que en todo caso se estrelló en el travesaño.

Y entonces, el doblete del impredecible Jota, quien apareció por derecha para llevarse la marca de 33 y bajar la persiana: 0-2, con un potente remate al palo de Sportiello, que hasta ahí parecía la figura... Un pestañeo, contra un equipo que juega a velocidad de tren bala se paga con goles, lo sabe ahora Atalanta.

Y faltaba Mane, que no quería solo ver el show de su compañero y se animaba con un gran remate frontal que lanzaba al tiro de esquina el bombero... el portero del dueño de casa.

No se mencionaba mucho a Salah pero no se olvidarán nunca los de Gasperini de su carrerón casi desde campo propio para dejar regados a los marcadores y tener tiempo para frenar, medir al portero y clavar arriba, a la derecha, su remate. Era un 0-3, a los 47, que sepultaba la reacción local. Por si hiciera falta, se la picaba Mane al arquero cuando Salah le servía limpia la pelota para el 0-4 a los 49. Carísimo pagaba Atalanta el atrevimiento de intentar jugar mano a mano con los rapidísimos y sorprendentemente precisos hombres de Klopp.


Se iría del partido Muriel a los 52, agotado de correr tras la huella roja y lejos del atacante que debía hacer diferencia en casa.

Y para empeorar la pesadilla, una vez más Atalanta apostó a ir con todo sobre el rival y dejó el espacio a Jota, quien en velocidad volvió a castigar y con facilidad superó a Sportiello para el 0-5. Todo mal en Bérgamo, donde el partido casi que terminó a los 54 minutos.

Y encima Zapata, que tenía la intención de sacar la cabeza del fango por los suyos, se metía una carrera a los 62 pero el remate se lo atajaba el mejor portero del mundo.

Se irían 'Papu' Gómez y Mojica a los 80, agotados de correr detrás de los 'speedy González' de Klopp, y ya ambos equipos pactaron, con muchos cambios, el 0-5 final, un golpe demoledor a la confianza de Atalanta. Claro, alguien olvidó contarle a Salah, quien se metió un carrerón a los 83 pero en el puntillazo falló y perdonó al local.

Y así se fue acabando el tiempo, por fortuna para un equipo local que terminó agotado de correr sin premio, impotente, incapaz de hacerle daño a un equipo infinitamente superior. Es una pena en lo que terminó el sueño y habrá que ver si, pasado el trago amargo, Gasperini encuentra la manera de hacer de esta humillación una lección. Hoy, ahora, el dolor de verse tan lejos de uno de los mejores de Europa no da para tanto.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • CHAMPIONS LEAGUE
  • COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR
  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA