Las cinco razones del título de Uruguay en Copa América
Archivo

Las cinco razones del título de Uruguay en Copa América

Ataque demoledor .Uruguay tuvo en Luis Suárez y Diego Forlán a dos depredadores. El primero, luchador, efe

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de julio 2011 , 01:04 p.m.

Ataque demoledor .

Uruguay tuvo en Luis Suárez y Diego Forlán a dos depredadores. El primero, luchador, efectivo y veloz, anotó cuatro goles y fue elegido el mejor jugador de la Copa. El segundo mostró un espíritu colectivo muy importante, siempre fue un apoyo en el campo para sus compañeros y no se desesperó por el hecho de no haber marcado goles durante un año con la Selección: El premio le llegó en la final.

Continuidad .

Con respecto al equipo que terminó en el cuarto lugar en el Mundial de Sudáfrica-2010, solamente cambió cuatro jugadores: entraron Cristian Rodríguez, Abel Hernández, Álvaro González y Sebastián Coates (el mejor jugador joven del torneo) y salieron Jorge Fucile, Ignacio González, Álvaro Fernández y Sebastián Fernández. Se notaron la continuidad y la unión de grupo para sacar adelante el torneo.

Un técnico serio .

El título de Maestro que ostenta Oscar Washington Tabárez no es solamente simbólico: Es un docente en todo el sentido de la palabra. Les enseñó a sus jugadores a tener orden, a ganar, a respetar a los rivales, a no achicarse ante los grandes retos. Les dio orden defensivo, claridad ofensiva y los mentalizó en que podían llegar. Y pensar que casi se quedan fuera del Mundial en un repechaje...

También sabe defenderse .

Uruguay comenzó con dudas atrás y terminó como el equipo más sólido del campeonato. Cerró la Copa América con una marca de 287 minutos sin recibir gol (el último se los hizo el argentino Gonzalo Higuaín, en cuartos de final) y dejó entre las grandes figuras del torneo a Diego Lugano, el gran líder de la zaga. No tuvo que apelar a colgarse de los palos ni pegarse de la suerte para ser un justo campeón.

Se trabaja seriamente .

Lo de la Asociación Uruguaya de Fútbol no parece casualidad: además del título en la Copa América y el cuarto lugar en el Mundial de Sudáfrica, el equipo Sub-17 acaba de terminar subcampeón en el Mundial de México. En los torneos de clubes también hay progresos: Peñarol, después de 24 años, llegó a la final de la Copa Libertadores, que perdió con Santos. Se trabaja bien, con seriedad, continuidad y objetivos. .

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO- ENVIADO ESPECIAL DE ELTIEMPO EN BUENOS AIRES (ARGENTINA) .

COMENTAR
GUARDAR