"Neymar, Pato o Ganso deben madurar de aquí al Mundial": Parreira
Archivo

"Neymar, Pato o Ganso deben madurar de aquí al Mundial": Parreira

Carlos Alberto Parreira, campeón del Mundo como técnico con la selección brasileña en 1994, afirmó en Buenos Aires, que la nueva

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
23 de julio 2011 , 04:25 p.m.

Carlos Alberto Parreira, campeón del Mundo como técnico con la selección brasileña en 1994, afirmó en Buenos Aires, que la nueva generación de jugadores integrada por Neymar, Pato, Ganso o Lucas tiene que madurar desde ahora y hasta el Mundial de 2014.

"Ahora en Brasil tenemos una selección nueva tras la etapa de los Cafú, Ronaldo, Rivaldo, Ronaldinho o Kaká y el desafío es grande", indicó en una rueda de prensa organizada por la firma Adidas.

Respecto al papel de Brasil en la Copa América, en la que cayó en los penaltis ante Paraguay en cuartos de final, Parreira señaló que necesitan jugadores con calidad, que los tienen, pero sobre todo motivación, porque "el torneo llega al final de una temporada muy larga en Europa, sin tiempo para la recuperación y el descanso".

"Las claves de futuro pasan por tres aspectos: acoplar a los nuevos jugadores, dar una cara al equipo y ganar partidos", explicó Parreira ante una etapa en la que la selección brasileña no disputará partidos de competición oficial, pues está clasificada para el Mundial como selección organizadora del torneo de 2014.

Recordó que las exigencias en torno al equipo de su país son muy grandes. "En 1994 necesitábamos ganar el Mundial porque Brasil llevaba veinticuatro años sin lograrlo y la presión era muy grande.

Supimos aguantarla con la filosofía de 'My way' (A mí manera) porque sabíamos que la Copa no era un campeonato. Perdías y te ibas fuera", indicó.

"La táctica tiene que ir en función de los jugadores que tienes porque no les puedes cambiar el estilo", señaló Parreira a partir de una premisa básica para que funcione un equipo: línea de cuatro, zona por delante y balón en ataque.

"Los equipos necesitan un alto nivel en ataque y en defensa y en el equilibrio entre ambas está la esencia del juego. Brasil fue campeón del Mundo en 1970 con diecinueve goles a favor y siete en contra", concluyó.

COMENTAR
GUARDAR